Historias inspiradoras: Chris Gardner, en busca de la felicidad

Seguramente muchos habéis visto la magnífica película “En busca de la felicidad” (“The pursuit of Happynes“) y por tanto conocéis un poco la historia de Chris Gardner, interpretado en el film por Will Smith. Pero os contaré un poco más en detalle la vida de Chris, un hombre digno de admirar y ejemplo para todos.

En busca de la felicidad

En busca de la felicidad: La Infancia de Chris Gardner

Christopher Gardner nació el 9 de febrero de 1954 en Milwaukee (Wisconsin); es el segundo de los cuatro hijos que tuvo Betty Jean, quien siempre les motivaba para que buscaran la felicidad. Su padre los abandonó cuando él era muy joven y su padrastro, que era alcohólico y muy violento, los maltrataba, tanto a él como a su madre y hermanas convirtiendo su infancia en una etapa triste. En una ocasión su madre fue denunciada por su marido por un supuesto fraude a la Seguridad Social lo que la llevó a prisión.

La madre de Gardner, Betty Jean, fue fuente de inspiración y fortaleza para él. Ella animó a Gardner a creer en sí mismo y tener confianza en sí mismo. Según él, le decía:

Sólo puedes depender de ti mismo, la caballería no va a venir a rescatarte

Mientras ella estuvo en prisión, Chris y sus hermanas fueron trasladados a hogares de acogida. En el centro de menores Chris fue violado en una ocasión por un desconocido. A los ocho años de edad de Chris su madre intento quemar la casa donde vivían con su marido dentro, fue acusada de intento de homicidio así que fue ingresada nuevamente en prisión y Garnerd volvió al hogar de acogida. A raíz de este hecho conoció a tres tíos maternos entre los que estaba uno llamado Henry el cual fue la única imagen paterna que tuvo Gardner. Henry llegó cuando Gardner mas lo necesitaba, fue la mas profunda influencia en él, pero… su tío Henry murió ahogado en el Rio Mississippi aun estando su madre en la cárcel.

Entre los años 60s y 70s, Chris sintió un profundo orgullo hacia la cultura afroamericana influenciado por Martin Luther King Jr., Malcom X y Eldridge Cleaver, así como un profundo interés en temas de racismo y discriminación en África y EEUU. También desarrolló un gusto por la música oyendo a James Brown y Miles Davis, lo que le llevó a aprender a tocar la trompeta.

Al terminar el Instituto, siendo todavía un adolescente e influenciado por las historias que le había contado su tío Henry, Gardner ingresó en el cuerpo médico de la Marina de los EEUU  donde conoció al distinguido cardiólogo Dr. Robert Ellis, quien le ofreció trabajo como asistente en Investigaciones clínicas en el centro médico de la Universidad de California (UCLA) y en el Hospital de Veteranos de San Francisco (VA Medical Center). En esta etapa de su vida aprendió a dirigir un laboratorio, cómo trabajar con distintos métodos quirúrgicos y además ayudo al Dr. Ellis a escribir artículos y publicaciones médicas de éxito. Chris consideraba que la medicina era una carrera de casi 10 años de duración, que exigía estar estudiando de forma permanente por lo que decidió no estudiar para médico y considerar otras opciones de futuro más lucrativas.

Nace su hijo

El 18 de junio de 1977 se casó con Sherry Dyson (experta educativa en matemáticas) pero tres años más tarde se separó para irse con Jackie Medina puesto que se había quedado embarazada de Gardner. Dejó a su esposa para mudarse con la madre de su primer hijo Chris (Christopher Jarret Medina Gardner Jr., nació el 28 de enero de 1981.). Tenía mucha ilusión por el nacimiento de su hijo pero también muchos problemas económicos. Gardner se dio cuenta que su empleo no era suficiente para mantener a su familia viéndose obligado a buscar otro empleo. Pasó de ser asistente de investigaciones a dedicarse finalmente a la venta de  equipos médicos, todo esto gracias a su experiencia como asistente. Fue un trabajo duro pues nadie le dijo que los equipos médicos que el vendía eran considerados un lujo pues había otros equipos que hacían la misma función y eran mucho mas económicos. Pero Chris seguía en busca de la felicidad.

En busca de la felicidad. Chris Gardner

El ferrari que cambió su vida

Según él mismo dice, su vida le cambiaría repentinamente cuando un día, después de cerrar una venta observó en la calle a un hombre de traje bajarse de un Ferrari. Chris se le acercó y le preguntó: “Disculpe, tengo que hacerle una pregunta. ¿Cómo se gana la vida?” y éste le respondió: “soy agente de bolsa”, respuesta que iluminó su destino y fue cuando supo a qué quería dedicarse.

Fascinado con el mundo de las finanzas, decidió emprender en este campo como fuese, miraba su billetera y se daba cuenta que le sería muy duro cubrir sus gastos, que sus ahorros eran muy pocos pero él tenía muy claro su objetivo, quería cumplir su sueño. Comenzó por donar sangre para obtener algo extra. Chris  se empeñó en convertirse en agente de bolsa pero su situación económica era cada vez mas crítica y no podía soportar todos los gastos de la casa y de su familia. Esta era una de las causas por las que su esposa y él discutían continuamente. Al poco tiempo, su esposa ya cansada de la situación económica y tanto trabajar lo abandona llevándose a su hijo. A Gardner que lo abandonara su esposa no le preocupaba en exceso sin embargo no estaba dispuesto a dejar a su hijo. Al día siguiente fue al colegio donde estudiaba y le dijo a su esposa que su hijo se quedaría con él. No estaba dispuesto a que su hijo sintiera el abandono de su padre como él lo había padecido. Y Chris Gardner seguía motivado para no bajar la guardia y proseguir en busca de la felicidad tal y como su madre lo había preparado.

Gardner ve la necesidad de mudarse de donde vivía y pinta el apartamento para entregarlo y cuando lo está haciendo llega la policía y lo arresta por no haber pagado 1.200 dólares en multas de tráfico. Estuvo 10 días entre rejas, pero había conseguido una primera entrevista en la empresa de valores Dean Witter Reynolds. Sin dinero y hambriento tomó la decisión de presentarse a la entrevista que tenía pactada en Dean Witter Reynolds, con la misma ropa que llevaba puesta, la misma con la que había pasado los 10 días seguidos en la cárcel. Y logró que le admitieran en el programa de entrenamiento por seis meses, aunque no recibiría paga. Lo dejó todo y se dedicó exclusivamente a sus estudios, hasta tal punto que terminó viviendo en un albergue con drogadictos, desempleados desesperados e indigentes.

→ La historia de Chris Gardner se incluye en mi libro “Breves historias inspiradoras para emprendedores y líderes del siglo XXI.

De aprendiz de bolsa

Como aprendiz de bolsa siempre era el primero en llegar y el primero en salir, pues el a diferencia de los demás aprendices tenía a su hijo que lo necesitaba. Trabajaba duro y realizaba al día casi 200 llamadas para captar nuevos clientes. Como pasaba menos tiempo que sus compañeros en la oficina siempre buscaba estrategias para que su jornada le rindiera mas (por ejemplo, no tomar agua para no perder tiempo al ir al baño). En busca de la felicidad terminó durmiendo en la calle, en los buses, en las estaciones de tren e incluso en un baño cerrado en una estación del BART (Bay Area Rapid Transit). El poco dinero que ganaba lo repartía de tal manera que pudiese suplir las necesidades de su hijo y pagar la guardería que lo cuidaba al menos por unas horas al día.

Así pasaría casi un año, pero al final logró obtener un puesto a tiempo completo en la compañía Bear Steams & Companytras pasar al primer intento un riguroso examen que se realiza a los aspirantes a Agente de Bolsa y siendo además el mejor de todos los candidatos de Dean Witter Reynolds. Cinco años después, en 1987 Chris creó su propia empresa, Gardner Rich & Co, en el mismo apartamento donde vivía, con un capital de 10.000 dólares y con tan solo una mesa (la misma que utilizaba para sus comidas familiares), empresa que se dedicaba a la gestión de deudas institucionales y planes de pensión públicas.

Gardner Rich LLC office Chicago IL.

…a millonario

En el 2006 vendió Gardner Rich & Co. en un trato multimillonario y se convirtió en fundador de Christopher Gardner International Holdings, con oficinas en Nueva York, Chicago y San Francisco. Ha realizado inversiones en Sudáfrica que crearán cientos de trabajo. En la actualidad también coopera en varias organizaciones filantrópicas como Cara Program y la Iglesia Metodista de San Francisco quiénes más le ayudaron cuando lo necesitaron él y su hijo.

Fundó un proyecto millonario en San Francisco que crea casas de renta baja y oportunidades de empleo. En Chicago da asistencias para vacantes de empleo, orientación laboral y capacitación a gente sin hogar ni recursos. También coopera con el National Fatherhood Initiative para enseñanza de los niños. Ha recibido el premio al Padre del Año en 2002, el 25 Premio Anual Humanitario y en 2006 el Premio a Amigos de África.

Su historia pasó inadvertida hasta aparecer en una parte del programa 20/20, en 2003. Una editorial se interesó e hizo un libro basado en su vida, que fue adaptado para la pantalla grande en la película “The Pursuit of Happyness” (En busca de la felicidad) producida por Columbia Pictures y protagonizada por Will Smith, quien fue nominado al Oscar por la misma película. Gardner faltó al estreno para asistir a un evento de caridad el día de Navidad.

Comienza donde estás

Curiosamente, Chris emulando a aquel hombre que vio en la calle bajándose de un Ferrari rojo, se compró un Ferrari negro que perteneció a Michael Jordan, personalizando la matrícula con “NOT MJ”, -No soy  Michael Jordan-.

En busca de la felicidad, la historia real de Chris Gardner se incluye en mi libro “Breves historias inspiradoras para emprendedores y líderes del siglo XXI.

Más sobre Chris Gardner y su vida en busca de la felicidad:

  

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias y en Hispanic American College (New York). Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

20 Comentarios

  1. Ana

    Salir de la nada rt @vmdeluxe Historias inspiradoras: Chris Gardner, en busca de la felicidad http://t.co/KHVEorf8 vía @JALacoste

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. Abraham Lincoln, una historia inspiradora de fracasado a presidente de EE.UU. - […] aire y continuar con el plan fijado. El emprendedor debe saber que el camino hacia el éxito (la busca…

Deja un comentario