20 cosas que no entienden los jóvenes sobre los negocios y el trabajo

Los que ya estamos en la mediana edad y tenemos hijos adolescentes continuamente nos sorprendemos con las actitudes y valores que predominan entre los jóvenes de hoy en comparación con los que nosotros teníamos en nuestra juventud. Los jóvenes estudiantes de ahora serán los gobernantes de mañana, los CEO y directivos de bancos y empresas que tendrán que generar empleo y riqueza. Sin embargo por mucha preparación teórica que tengan ahora los estudiantes se adentran en el mercado laboral en pésimas condiciones por disponer de una visión de los negocios y del trabajo en general que no coincide con la realidad. Como en la vieja serie de TV de los 80 “Hill street blues” (Canción triste de Hill Street), debemos decir a los jóvenes “tengan cuidado ahí fuera” porque hay al menos 20 cosas que no entienden sobre los negocios y el trabajo.

Jóvenes, negocios

20 cosas que no entienden los jóvenes

Jason Nazar nos propone en su artículo en la revista Forbes estas 20 cosas:

1. El tiempo no es un producto ilimitado.

Cuando tenemos 20 años pensamos que tenemos todo el tiempo del mundo para A) averiguar cómo se hacen las cosas y B) obtener lo que queramos. El tiempo es el único tesoro que comenzamos a tener con abundancia, y nunca podemos recuperar. Aprovechen al máximo las oportunidades que tienen hoy, porque llegará el momento en que no les quede más tiempo.

2. Ustedes son personas “talentosas”, pero el talento está sobrevalorado.

Felicidades, ustedes pueden ser la generación más capaz, creativa, con conocimientos y que hace más cosas a la vez hasta ahora. Aun así, la materia prima que no se ha refinado (no importa cuán valiosa sea) es simplemente un potencial desperdiciado. No existen premios por talento, sólo por resultados obtenidosIncluso los que son aparentemente más dotados han trabajado de una forma metódica y dolorosa para alcanzar el éxito.  

3. Somos más productivos en las mañanas.

Basándome en mi propia experiencia personal durante mis primeros dos años en la empresa Docstoc (mientras todavía era un veinteañero) me sentía orgulloso de poderme quedar en la oficina hasta las 3 de la madrugada diariamente. Pensaba que realizaba mucho trabajo después de que todos se iban a casa. Pero en retrospectiva observo que completaba cosas más serviles, tareas sencillas, no las estrategias de planificación más complicadas, llamadas telefónicas o reuniones que se necesitaban realizar durante las horas regulares de trabajo. Ahora me concentro desde bien temprano porque sé que, en la mayoría de los casos, somos más productivos como equipo a primeras horas de la mañana.

4. El Social Media no es una carrera.

Este tipo de cargos no existirán dentro de los próximos cinco años. El llamado Social Media es tan sólo una función de marketing; ayuda en el apoyo al “branding” de la empresa, en el retorno sobre la inversión de la misma o ambos. El Social Media es un medio para obtener más conciencia, más usuarios o más ganancias. No constituye una finalidad en sí misma.

5. Contesten el teléfono.

Dejen de esconderse detrás del ordenador. Los negocios se realizan telefónicamente o en persona. Debería ser su primer instinto, y no el último, conversar con una persona real y con fuentes de oportunidades de negocio. Y cuando se “cae” Internet…dejen de parecer desconcertados y no pidan permiso para irse a casa. No sean haraganes y contesten el teléfono.

6. Sean los primeros en llegar y los últimos en irse.

Este consejo va para todos los que comienzan en un nuevo empleo o se encuentran todavía en las etapas formativas de sus carreras profesionales. Ustedes tienen más terreno que cubrir que todos los que están a su alrededor, y además tienen algo que probar. Sólo hay una manera de salir adelante y es trabajando más duro que sus propios colegas.

7. No esperen a que les digan qué hacer.

No se puede tener un sentido de derecho sin tener un sentido de responsabilidad. No se puede salir adelante esperando a que alguien les diga qué hacer. Decir “nadie me pidió hacer esto” es una receta garantizada para el fracaso.

8. Asuman sus propios errores.

Ustedes deben cometer demasiados errores cuando están comenzando sus carreras. Pero no deberían estar a la defensiva cuando cometen errores por juicio y ejecución de tareas. Dejen de estar justificando sus fallos. La única manera de crecer es aprendiendo las lecciones producto de sus errores, y comprometerse a aprender de esas experiencias.

9. Deberían estarles pateando sus traseros.

Meryl Streep en el film “El Diablo se viste de Prada” sería el mejor jefe que posiblemente ustedes podrían tener. Esta es la etapa más impresionable, maleable y formativa de sus carreras profesionales. Trabajar para alguien que demande excelencia y los empuje al límite todos los días, construirá la base más sólida para sus continuos éxitos profesionales.

10. Un nuevo empleo al año no es algo bueno

Los períodos de un año no es un indicativo de que ustedes son tan talentosos que siguen superando a sus empresas. Es un indicativo de que ustedes no tienen la disciplina para visualizar sus propias curvas de aprendizaje y completar algo. Toma entre dos y tres años para dominar cualquier habilidad crítica, así que tómense al menos ese tiempo antes de abandonar el barco. De lo contrario, sus hojas de vida se leerán como una serie de banderas rojas o por qué no deben ser contratados.

11. Las personas importan más que los beneficios.

Está de moda escoger la empresa con el horario más flexible, comidas ilimitadas, sesiones de masaje, sala de juegos y excursiones de equipo. Todo eso debería importar, pero no tanto como el carácter de sus fundadores y gerentes. Los grandes líderes serán sus mentores y serán una fiel fuente de empleo mucho después de que ustedes hayan abandonado dichas empresas.

12. Conecten los esfuerzos con sus ganancias a nivel profesional.

A ustedes se les solicitará que hagan cosas que no les gusta hacer. Mantengan sus miradas en el premio. Conecten lo que están realizando hoy con lo que desean ser mañana. Ese debería ser el incentivo que todos ustedes necesitan. Si ustedes no pueden conectar su éxito futuro con sus responsabilidades actuales, entonces es momento de conseguir una nueva oportunidad.

13. Háganse oír, pero de forma directa.

Estamos criando una generación de personas chismosas. Esto es un cáncer en sus lugares de trabajo. Si tienen problemas con la gerencia, la cultura o con sus roles y responsabilidades, HÁGANSE OÍR. No se queden con esas quejas o hablen mal de la empresa o de sus compañeros de trabajo durante las horas de almuerzo o en chats anónimos. Si ustedes pueden comunicar de manera efectiva lo que necesita ser mejorado, entonces tienen la habilidad de darle forma a sus entornos y destinos profesionales.

14. Deben adquirir conocimientos técnicos adicionales.

Añadir “experto en Microsoft Office” al final de sus CV debajo del campo “Habilidades” ya no les servirá de mucho. Inmediatamente se les da preferencia a candidatos que son unos “ninjas” en: Photoshop, HTML/CSS, iOS, WordPress, Adwords, MySQL, Excel avanzado, Final Cut Pro –independientemente de los cargos a ocupar. Si ustedes desean permanecer contratados en un empleo remunerado, es mejor que complementen esa licenciatura en humanidades con algunos conocimientos técnicos aplicables.

15. Tanto el tamaño como la calidad de su red importan.

Es a quién(es) ustedes conocen más que lo que ustedes conocen lo que los hará salir adelante en los negocios. Conocer muy bien a un pequeño grupo de sujetos, o a una gran cantidad de contactos de manera superficial, no será suficiente. Conozcan y manténgase conectados con muchas personas e inviertan el tiempo en desarrollar esas relaciones como les sean posibles.

16. Necesitan al menos tres mentores.

El camino mejor garantizado al éxito es imitando a aquellos que han alcanzado lo que ustedes buscan. Ustedes deberían tener al menos tres personas que llaman mentores que están donde ustedes quieren estar. Sus orientaciones y consejos serán el regalo más valioso que alguna vez podrán recibir.

17. Escojan un ídolo y actúen “como si”.

Ustedes quizás no sepan qué hacer, pero su ídolo profesional sí. Siempre les aconsejo a mis empleados que escojan al empresario de su preferencia y actúen “como si”. ¿Si usted fuera (llenar espacio en blanco) como él/ella se manejaría a sí mismo/a, tomaría decisiones, organizaría su día, lograría metas? Ustedes tienen que imitarlo/a hasta lograrlo, así que es mejor imitarlo/a como la(s) persona(s) más consumada(s) que puedan imaginar.

18. Lean más libros y menos tweets/textos.

Sus generaciones consumen información proveniente de los titulares de prensa y 140 caracteres –pura amplitud y cero profundidad. La creatividad, reflexión y habilidades para pensar de una persona son liberadas cuando se le obliga a leer un libro completo. Todas las claves para sus éxitos futuros yacen en las experiencias pasadas de otros. Asegúrense de leer un libro al mes (puede ser de ficción o no) y eso hará prosperar sus carreras.

19. Gasten un 25% menos de lo que ganen.

Cuando sus necesidades materiales completan o exceden sus ingresos, ustedes se encuentran saboteando sus habilidades para hacer grandes cosas. No importa cuánto dinero ganen, gasten un 25% menos para mantener sus vidas. Es una formula garantizada para estar menos estresados y para que siempre tengan la flexibilidad de seguir sus sueños.

20. Sus reputaciones no tienen precio, no las dañen.

Con el tiempo, sus reputaciones se convierten en las monedas más valiosas que puedan tener en los negocios. Se trata de aquella llave invisible que les abre o les cierra las puertas a las oportunidades profesionales. Especialmente en una era donde todo se graba permanentemente y es accesible, sus reputaciones tienen que ser guardadas como el tesoro más preciado. Es aquel único elemento que, una vez se pierde, jamás se recupera.

 

Subscríbete para no perderte futuras entradas. Publico varias veces a la semana para que siempre te encuentres un post nuevo cuando vuelvas al blog… y TODOS LOS VIERNES NUEVOS TÉRMINOS EN EL DICCIONARIO PARA EMPRENDER    Si te apetece sígueme en Twitter.

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias y en Hispanic American College (New York). Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario