Diccionario básico para emprender / 19: Lean-canvas/Lean startup y Líder

Hoy en el Diccionario para emprender, los conceptos: Lean-canvas/Lean startup y Líder.

Letra L - emprender

Lean canvas / Lean startup

A la hora de plantear un Modelo de negocio (Business plan) resulta tremendamente seguir estos modelos, de forma independiente o combinada. El método Lean, con sus variantes es una estupenda herramienta para conceptualizar el modelo de negocio de una empresa, punto de partida para diseñar nuevos escenarios y modelos. Este modelo de experimentar con el plan de negocio se basa en la propuesta creada por Eric Ries en su famoso libro “El método Lean Startup” y también por Ash Maruya en “Running Lean“.

El elementos en común, la filosofía base es: el desarrollo del producto y de la empresa debe de estar profundamente ligado al cliente.

El nombre de Lean viene dado por la comparación con la metodología lean de Toyota a la producción industrial, que tiene uno de sus puntos clave en la minimización del desperdicio (waste). Esto sirvió de inspiración a las metodologías lean de creación de empresas, que pretenden eliminar el desperdicio que se produce desarrollando un producto que al final nadie quiere porque no se conocían verdaderamente las necesidades del clientes.

El punto fuerte de Lean Startup es el propio desarrollo del producto, con un sistema de validación y aprendizaje continuo, que nos propone plantear el desarrollo como una serie de experimentos que nos proporcione auténtico conocimiento sobre el cliente y sus necesidades. Para esto usamos un sistema de prototipado que han bautizado como Producto Mínimo Viable (MVP) y un conjunto de métricas para validar empíricamente nuestras hipótesis con cada nueva iteración del MVP.
Running Lean vendría a ser una mezcla de las anteriores metodologías, con una adaptación del business model canvas (lean canvas), y un enfoque muy orientado al desarrollo de aplicaciones web.

La grandeza de estas metodologías lean es poder minimizar el uso de recursos, tiempo y dinero, en las etapas iniciales de una startup, obteniendo unos resultados más sólidos y validados por el camino. Al nivel más extremo podemos incluso descartar un nuevo proyecto en sus primeras fases, sin haber realizado grandes inversiones en el desarrollo de algo que luego nadie quiere.

Posteriormente Ash Maurya, ha propuesto un método donde combina ambos mundos (el método lean y el modelo de inicio de una startup) creando el Lean Canvas.

Según indica Xavi SánchezLean canvas comparte la estructura de 9 bloques a modo de lienzo en el que plasmar nuestro modelo de negocio, e incluso comparte varios de los bloques, sustituyendo el resto por alternativas muy prácticas y enfocadas sobre todo a proyectos web.

Estos son sus 9 bloques:

  • Propuesta única de valor: que ofrecemos a nuestros clientes, siempre enfocados a beneficios y no funcionalidades.
  • Segmentos de clientes: a quién nos dirigimos.
  • Estructura de costes: en qué tenemos que gastar para desarrollar y ofrecer nuestra propuesta de valor.
  • Fuentes de ingresos: cómo vamos a monetizar nuestro proyecto. Junto con la estructura de costes forman la rentabilidad del modelo de negocio.
  • Problema: qué problema hemos detectado que es suficientemente doloroso para un buen número de personas. Podemos listar los 3 subproblemas más importantes que hayamos detectado sobre una problemática concreta.
  • Solución: qué solución proponemos para paliar el problema. Podemos listar las 3 características principales de la solución.
  • Métricas: en qué números nos tenemos que fijar para saber el estado de nuestro negocio.
  • Ventaja competitiva (la traducción literal sería injusta): qué nos diferencia realmente de la competencia de forma que no sea fácil imitar.
  • Canales: a través de qué medios proporcionamos nuestra propuesta de valor a nuestros clientes.

Para profundizar en el método Lean Canvas y su aplicación práctica en las startup sugiero la lectura del blog de Javier Megías y Xavi Sánchez.

 

Líder

Un líder es mucho más que un jefe. Los subordinados a un jefe podrán dejarse dirigir, pero quizás no compartan las ideas del jefe o de la organización. Por contra, las instrucciones de un líder son ejecutadas por el grupo con el convencimiento de que su cumplimiento son lo mejor para la mayoría. Por eso una empresa bien planeada puede fracasar si no tiene un buen líder y una empresa mal planeada puede triunfar gracias a un buen líder.

A partir del año 2000, los líderes de la revolución digital se consideraban creíbles si contribuían a los resultados del negocio de manera importante. Este concepto de credibilidad ha evolucionado en los últimos 5 años y ahora, para ser creíbles, los líderes de las empresas actuales deben ocuparse también de las prioridades del negocio. Se les exige que sean más proactivos e informados que antes. Hay que ser un líder creíble. Por otra parte, los buenos líderes refuerzan la ética de la organización. Un líder activista creíble no solo necesita saber cómo son las cosas en su compañía, sino conocer de las innovaciones de otros profesionales en otras compañías. Puedes leer 3 claves para dirigir una empresa y ser un buen CEO.

Emprender, líder

Las aptitudes innatas o aprendidas de esa persona que es el líder del proyecto van a condicionar (no digo determinar) si la idea logra convertirse en un gran negocio o se queda en una empresa “para ir tirando”. Y ¿por qué? Pues por estas razones

  • El líder debe ser, además de inteligente, un gran líder capaz de personalizar en sí mismo el negocio que pretende desarrollar

  • Tiene que saber cautivar a su equipo para que disfruten como él en todo el proceso de ejecución

  • Más adelante tendrá que saber cautivar a los clientes para que compren su producto/servicio

  • Tiene que saber nada a contracorriente porque emprender es ante todo una lucha continua ante diferentes adversidades

  • Tiene que tener espíritu fuerte para no decaer ante la primer dificultad

  • Tiene que ser modelo de esfuerzo, trabajo y dedicación para toda la plantilla

  • Su fuerza mental debe ser capaz de movilizar a todos sus colaboradores para que trabajen hasta los domingos si hace falta

 


Si tienes alguna sugerencia o término para incluir en la “L” por favor déjame un comentario.

Subscríbete para no perderte futuras entradas. Publico varias veces a la semana para que siempre te encuentres un post nuevo cuando vuelvas al blog… Y todos los viernes nuevos TÉRMINOS DEL DICCIONARIO PARA EMPRENDER.  😉 Si te apetece sígueme en Twitter.

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias y en Hispanic American College (New York). Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario