Diez consejos para sacar una compañía de una crisis

Si el director de una empresa o el gerente no se dan cuenta de que están enfrentando una crisis, no sabrán tampoco que necesitan llevar a cabo una reestructuración. Unos subestiman cuán crítica es su situación, o están mirando en los datos equivocados. Otros sacan ventaja de su fácil acceso al crédito barato para mantenerse a flote a pesar de su pobre rendimiento. Y otros están tan presionados por los retornos a corto plazo, que desdeñan asegurar la salud a largo plazo de su compañía, o hasta la sacrifican obstinadamente. Raro es encontrar al ejecutivo que da un paso atrás para revisar sus propios planes objetivamente, preguntándose si se han cumplido sus expectativas.

crisis

Signos y síntomas de crisis en una empresa. © Doug Yakola

Diez consejos para salir de una crisis

Doug Yakola, consultor experto de McKinsey nos propone diez formas en que compañías en peligro pueden comenzar la reestructuración que necesitan.

1. Aleje sus percepciones de una compañía en peligro

Dependiendo de la situación, hay probablemente 25 diferentes señales de peligros potenciales, pero el problema no está constituido de solo una o dos de estas cosas, es el resultado de un gran número de ellas interactuando juntas y con otros factores externos.

2. Oblíguese a criticar su propio plan

Revise periódicamente sus planes de negocios. Cuando esté creándolos, construya algunos puntos críticos que le muestren cuando las cosas se estén torciendo.

3. Espere más de su consejo de administración

A menudo son vistos como un mal necesario que aplacar para poder seguir con sus negocios, pero esto mina su rol como sistema de alerta temprana cuando una compañía está dirigiéndose hacia problemas económicos.

4. Enfóquese en el efectivo

Esto significa llevar un negocio hacia atrás a su elemento básico de éxito, pues de ese modo, las acciones que se tienen que tomar para volver al camino correcto se vuelven muy claras.

5. Cree una gran historia de cambio

Si usted puede contar esta historia en un párrafo o menos, de forma que signifique algo para el individuo promedio de la línea frontal, la gente se sumará. La clave está en un mensaje simple, no en unas métricas elegantes.

6. Trate cada reestructuración como una crisis

La crisis lleva a la gente a la acción y hace que los gerentes consideren un rango completo de opciones.

7. Construya una tracción para el cambio con victorias rápidas

Estos movimientos no solo mejoran el resultado, sino que generan apoyo entre los empleados. Cuando usted toma acciones rápidas reales, que afectan también al equipo gerencial, está enviando un poderoso mensaje.

8. Deseche sus viejos planes de incentivos

En lugar de esto, ofrezca incentivos a los gerentes atados específicamente a lo que quiere que ellos hagan.

9. Reemplace un miembro o dos del equipo de dirección

Sustituya a aquellos incapaces del cambio de mentalidad necesario para hacer cambios fundamentales a la filosofía de operación establecida. Eso indica a beneficiarios y colaboradores que usted no teme hacer movimientos rudos.

10. Encuentre y retenga a la gente talentosa

Usted necesita de aquellos siempre dispuestos a señalar las verdades incómodas, y también de los que están en el siguiente nivel de talento en una organización. Retenerlos no se trata siempre de dinero y bonos, sino de deducir sus necesidades individuales.

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias y en Hispanic American College (New York). Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario