En España también se inventa y se innova, de verdad.

El mejor helicóptero polivalente del mundo se fabrica en España. O al menos eso dicen. Esta aeronave llamada NH90 tiene un bimotor polivalente, capaz de transportar a un escuadrón de unos 20 soldados con sus respectivos equipos. Ofrece además una plataforma común para las tropas de Tierra, Mar o Aire, adaptándose de este modo a todo tipo de misiones: transporte de tropas, operaciones anfibias, búsqueda y salvamento, recuperación de personal, operaciones de contraterrorismo y evacuación de heridos. Además dispone de piloto automático,  el mayor avance con el que cuenta este aparato.

España

Image: FreeDigitalPhotos.net

Esto es solo una muestra de la actividad innovadora de España. Es verdad que otros países europeos o EE.UU. nos llevan la delantera pero no está de más recordar que aquí también se desarrollan productos y servicios líderes a nivel mundial. En el campo de la aeronáutica nos movemos con soltura ya que en 1928 el inventor español Juan de la Cierva sobrevoló el Canal de La Mancha en el autogiro que él mismo había diseñado.

Otro invento destacable es el del ingeniero Leonardo Torres Quevedo: creo un transbordador que es la base de muchos teleféricos en todo el mundo, como por ejemplo el aerotransportador que atraviesa las cataratas del Niágara.

Además se atribuye a españoles la invención o desarrollo de:

  • La grapadora (Casco modificó una ya creada en Francia)
  • El afilalápices
  • La bota para beber
  • El porrón
  • El botijo
  • El Submarino
  • El Chupa chups
  • La fregona
  • El tren TALGO (Tren Articulado Ligero Goicoechea Oriol

En el terreno de las hazañas podemos encontrar a los navegantes y conquistadores de los siglos XV y XVI, que exploraron tierras desconocidas para los europeos. Además de Cortés, Pizarro, Núñez de Balboa, Coronado, Almagro, Velázquez de Cuellar, Ponce de León o Grijalva, tenemos entre nuestros paisanos al primer hombre que circunnavegó el mundo: Juan Sebastián Elcano. Aunque la expedición fue organizada por el portugués Fernando de Magallanes al servicio de la Corona española, éste murió durante el viaje, que completó Elcano.

En la pintura y la literatura hemos brillado siempre, hasta el punto de contar con un pintor y un escritor que están considerados por muchos las cumbres de sus artes: Velázquez y Cervantes. Mucho más tarde, Picasso revolucionó el mundo de la concepción pictórica: no en vano sus obras son las más cotizadas de un autor moderno. En el campo de la arquitectura, la influencia de Juan de Herrera ha sido muy grande, aunque podemos citar también en el siglo XX a los innovadores Antonio Gaudí y Eduardo Torroja.

En medicina, la gigantesca figura de Santiago Ramón y Cajal, uno de los científicos más agudos de la historia, logró que los españoles fuéramos tomados en serio en la ciencia con sus trabajos sobre el sistema nervioso; lo cual corroboró más tarde el otro premio Nobel Severo Ochoa, primero en sintetizar el ácido ribonucleico. Con anterioridad –a finales del siglo XIX–, Jaime Ferrán había obtenido vacunas contra el cólera y el carbunco, así como una variación de la antirrábica de Pasteur.

El salón de Ginebra de los inventores

El más renombrado certamen internacional de inventos e inventores es el que se celebra en la ciudad suiza de Ginebra. En este salón internacional suelen presentarse miles de nuevas invenciones, con una participación superior a cuarenta países. En la actualidad, los españoles cosechan grandes colecciones de medallas, situándose a la cabeza de los inventores de otras naciones. Sin embargo sigue siendo muy difícil en España sacar adelante una innovación. Incluso con galardones internacionales, el inventor suele atravesar un desierto en su lucha por ver su invento en el mercado.

Actualmente, más de veinticinco mil patentes son registradas en España cada año. Pocas ven la luz, aunque también es cierto que la mayoría son poco viables en sí mismas, pequeñas variaciones con poco interés o simples desatinos. Pero no todas. Y el peor dato es que el noventa por ciento de las empresas españolas no patentan nada. No patentan nada, nunca.

En la página web del Club de Inventores, que es la asociación de los inventores españoles se incluye un decálogo del inventor y unas ideas básicas de propiedad industrial, que sugiero tener en cuenta si estás creando algo y piensas en patentarlo.

Quién inventa ¿ellos o nosotros?

A Miguel de Unamuno se le atribuye la frase “que inventen ellos” y a pesar de que está muy arraigada entre muchos de nuestros investigadores, ingenieros, médicos,…. es hora de animar a todos los jóvenes, estudiantes, licenciados, etc para que inventen y creen nuevos productos o servicios. No es necesario haber nacido en Silicon Valley para crear e innovar. El talento sólo necesita un ecosistema favorable para crecer. Por tanto, es necesario fomentar la innovación con becas, fondos económicos, favoreciendo la movilidad de los investigadores, etc. Sólo así lograremos que nuestros mejores estudiantes no emigren a Alemania u otros países.

 

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias y en Hispanic American College (New York). Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

4 Comentarios

Deja un comentario