Las 3 principales mentiras que se dicen los emprendedores a sí mismos

La mayoría de los emprendedores tienen una visión del mundo muy optimista. Es lógico, en caso contrario no se adentrarían en el complejo mundo de los negocios. Bien empleado, el optimismo puede ser un poderoso combustible para el crecimiento, pero un exceso de optimismo puede también causar enormes puntos ciegos que pudieran llevar al desastre. Así que es conveniente mantener un cierto equilibrio entre optimismo y realismo. El primero es necesario para avanzar y el segundo para mantener los pies en la tierra sin perder el control. En otro post ya he hablado de todo lo que no te cuentan los emprendedores de éxito.

emprendedores

Las mentiras de los emprendedores

Si eres emprendedor o vas a emprender y estás creando tu startup, es conveniente que revises la lista de las principales automentiras que los emprendedores muy optimistas se dicen a sí mismos.

– Mentira 1: “Esto se hará más fácil a medida que crezcamos”.

Igual que criar a los hijos, los retos (¡y alegrías!) en el crecimiento de una empresa cambian en el tiempo, pero nunca se reducen realmente como peso mental. El cambio de “chip” al abandonar el emocionante enfoque inicial de “todos para uno, uno para todos” y comenzar a contratar expertos para distintas áreas suele ser uno de los aspectos más difíciles del crecimiento. A veces es más costoso obtener dinero de los fondos de capital riesgo para la expansión internacional que de los business angels para arrancar el proyecto. Al principio los problemas son pequeños y luego….. el negocio es grande y…. los problemas también.

– Mentira 2: “Tengo suficiente dinero en el banco”.

Aunque el business plan diga que en dos años se habrá superado el breakeven y se entrará en beneficios, lo más probable es que ese periodo inicial se multiplique por dos por lo que será necesario disponer de mucho más dinero del previsto inicialmente. Hay hipótesis, trabajo duro, y la iteración de hipótesis, todo lo cual es muy caro. Si usted puede, construya un fondo de financiación para el crecimiento mayor que lo que usted pensó que iba a necesitar. Yo nunca he conocido a ningún emprendedor que se haya arrepentido de tomar demasiado dinero.

– Mentira 3: “Tengo toda la gente correcta en todos los roles correctos”.

Construir una compañía es un deporte de equipo y una de las mayores alegrías de verla crecer es el privilegio de trabajar con la gente asombrosa de nuestro equipo. Pero con esa gratitud es fácil caer en la trampa de sentir que su equipo está completo. Todos los gerentes necesitan preguntarse cómo sería el equipo que construirían de hacerlo ahora, o cuál necesitarán de aquí a dos años, y como llegar hasta allá desde aquí. A menudo la respuesta involucra invertir en los miembros actuales para que se eleven hasta ese reto. También va a identificar brechas en el conjunto de habilidades que pueden darle información sobre la próxima contratación que necesitará. Si su organización está creciendo tan rápidamente que necesite otro líder principal para ayudarse a crecer, o si se está embarcando en una nueva iniciativa estratégica, como expandirse internacionalmente, podría ser inteligente llenar la brecha actual de forma diferente. Y puede ser que su equipo necesite apoyo extra, más allá del organigrama incompleto que tiene actualmente.

El truco para detectar a tiempo a tiempo estas mentiras es rodearse de gente que le diga la dura realidad de forma sincera, aun cuando no quiera oírla. De esta manera podrás manejar el optimismo y evitar el autoengaño que, generalmente, te sitúa en el camino hacia el fracaso.

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias y en Hispanic American College (New York). Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario