Los 8 principios de la reinvención para mejorar tu negocio

Las compañías, comunidades e individuos fracasan por muchas razones. Sin embargo, una de las más comunes (y fáciles de evitar) es la incapacidad de reinventar. Cuando las personas y las organizaciones se duermen en los laureles de sus éxitos pasados en vez de propiciar una transformación general, terminan por descubrir demasiado tarde que han perdido su posición en el mercado. Las compañías, las marcas y las personas más exitosas hacen de la reinvención una parte integral de la estrategia del negocio.

reinvencion

El camino a la reinvención

No espere: cambie ahora y cambie con frecuencia. Cuando tenemos la más pequeña razón para reinventar, debemos escuchar nuestros instintos y empezar el proceso. Debemos reinventar incluso cuando ya hemos sido exitosos (y sobre todo cuando ya hemos llegado a la cima). Si esperamos, será demasiado tarde. Al menos eso es lo que nos propone Josh Linkner en su libro “The road to reinvention. How to drive disruption and accelerate tansformation“.

Lee Kun-Hee, presidente de Samsung, hizo una disrupción en su compañía, de arriba hacia abajo, cambiándolo todo, a pesar de que la misma había gozado de un crecimiento sin precedentes. A pesar del éxito de la compañía, Lee sabía que Samsung declinaría y fracasaría si no hacía un reajuste general… y rápido. Lee repetía constantemente la siguiente máxima: “Cámbialo todo excepto tu esposa e hijos“. Es posible que el liderazgo de Lee haya salvado a la organización.

No debemos confundir reinvención con un “cambio de rumbo“. Las organizaciones cambian de rumbo cuando encaran las últimas etapas de vida. Y por lo general fracasan. Cuando cambiamos sin descansar, evitamos la desesperación de un cambio de rumbo. Es importante que busquemos, acojamos y celebremos ideas nuevas que se “coman” e incluso destruyan nuestro negocio central. De lo contrario, otros lo harán.

En este sentido podemos aprender algo de Polaroid, que una vez fue una compañía venerable y que cayó en desgracia en 2001. Polaroid rechazaba las ideas de los empleados; ideas que podría haber convertido a la compañía en líder de la industria de fotografía digital. ¿Por qué sucedió esto? Porque los ejecutivos querían salvar a toda costa la gallina de los huevos de oro: la película fotográfica.

Siempre debemos tomar en cuenta la perspectiva de los clientes. ¿Qué quieren? ¿Qué querrán en los años venideros?

Debemos escuchar a los clientes tal cual como lo hizo Veronika Scott, que quería entender la perspectiva de las personas sin hogar de Detroit. Tras pasarse horas entre estas personas, Scott entendió cómo valoran la independencia y la autonomía. Así que desarrolló una ingeniosa chaqueta, que se convierte en saco de dormir y permite que las personas eviten las incomodidades de los refugios. Hoy en día, miles de personas sin hogar usan este producto, por no hablar de los excursionistas.

 

Cómo impulsar la disrupción y acelerar la transformación

Enfrentamos mayores riesgos cuando seguimos un camino tradicional que cuando innovamos en el mismo. Para tal fin, debemos seguir los siguientes consejos:

1.- Dejar el pasado atrás

No debemos dejar que lo ya sucedido, bueno o malo, dicte lo que debemos hacer ahora. Es mejor dejar atrás nuestro trabajo por muy cómodo que este sea. Si la firma está estancada, debemos venderla.

2.- Infundir coraje

Debemos animar a los demás a presentar sus ideas. Es importante que tomemos en cuenta tanto las buenas ideas como las malas, sin criticar o avergonzar a quien las expone.

3.- Acoger el fracaso

Con el fracaso viene el aprendizaje y nuevas oportunidades. La reinvención implica ensayo y error, experimentación y muchos cambios. No debemos rendirnos ni penalizar el fracaso.

4.- Hacer lo contrario

Ningún nuevo producto surge de seguir a los demás o de conformarse a las convenciones.

5.- Imaginar las posibilidades

No se trata de ver para creer sino de creer para ver. Debemos visualizar lo posible. Si lo podemos imaginar, podemos hacer un cambio transformacional en nuestros productos, servicios y operaciones.

6.- Salir del negocio

Debemos procurar que el negocio sea redundante. Así como un nuevo iPhone canibaliza el mercado de los modelos anteriores, siempre debemos renovar. Las organizaciones más duraderas (3M, IBM, Berkshire Hathaway, Western Union) no hacen lo mismo que hacían al empezar.

7.- Rechazar los límites

No debemos creer o aceptar límites. Cuando nos digan que no es posible, debemos intentarlo con más fuerza.

8.- Apuntar más lejos

Debemos colocar la mira allá donde nos parezca que va el mercado. En este sentido, debemos desarrollar nuestro producto para el mercado del futuro.

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias y en Hispanic American College (New York). Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

2 Comentarios

  1. Alejandro

    Hola,

    Me encanta el artículo, la verdad es que últimamente estáis subiendo contenido de calidad. Os recomiendo siempre a todos mis amigos.

    A seguir mejorando, que sois los mejores!!

    Un saludo.

    Responder

Deja un comentario