Megaupload, piratas y delitos

El jueves 19 saltó la noticia en el mundo de Internet y no me refiero a la polémica por la ley SOPA de EE.UU.: el notición fue el cierre de la web megaupload.com por parte del FBI. Yo creo que a casi nadie le ha pillado por sorpresa. Todos asumimos que quien juega con fuego se puede quemar, ¿no? A muchas personas les parece una atrocidad que no se puede permitir; defienden el derecho a compartir archivos y también a lucrarse con dicha actividad (aunque esos archivos tuvieran contenido ilegal). El ‘shérif‘ de Megaupload resulta que era un delincuente alemán con un historial de fraudes y delitos impropio de un angelito cuya vocación es ayudar a sus congéneres facilitando el acceso a la información. Que el negocio que tenía montado le había salido bien lo deja claro la imagen donde podemos ver su ‘chabola‘.

Vista aérea de la mansión de Kim Dotcom en Coatesville, al noroeste de Auckland, Nueva Zelanda. / NATALIE SLADE (AP) Megaupload, piratas y delitos

Vista aérea de la mansión de Kim Dotcom en Coatesville, al noroeste de Auckland, Nueva Zelanda. / NATALIE SLADE (AP) Foto publicada en elpais.com

Qué era Megaupload

Megaupload era un servicio de almacenamiento de ficheros que permitía a los internautas subir archivos (música, películas, documentos de texto, etcétera) que después podían descargar otros usuarios. El servicio contaba con un modelo básico gratuito que permitía subir archivos de hasta 2.048 MB y descargar contenidos no superiores a 1 GB. También contaba con una opción de pago o premium sin límite de subida, descargas de hasta 100 GB y ventajas como bajar varios ficheros de forma simultánea, todo ello por un precio de 60 euros anuales. Además de esta opción de pago, su modelo de negocio se basaba en la publicidad que servían sus páginas. Según parece tenían 50 millones de visitas al día (500.000 de España) y cuentan con más de 150 millones de usuarios registrados, lo que representa el 4% del tráfico global en Internet.

De qué se acusa a Megaupload

Un gran jurado de Virginia acusó el pasado 5 de enero de delitos relacionados con la propiedad intelectual y el blanqueo de capitales a siete responsables de la web, cargos por los que podrían ser condenados a décadas de cárcel. Sólo los cargos de conspiración para blanquear dinero y conspiración mafiosa contemplan penas de hasta 20 años de prisión. El Departamento de Justicia y el FBI calculan que las actividades de esta página web han supuesto perjuicios de 500 millones de dólares (unos 386 millones de euros) en derechos de propiedad intelectual. Además, durante más de cinco años han logrado 175 millones de dólares en beneficios gracias a la publicidad y a los pagos de los usuarios de cuentas premium.

A favor o en contra de Megaupload

De entrada no estoy de acuerdo con ninguna actividad que sea ilícita y vaya contra los derechos de los individuos. Estoy en contra del tráfico de drogas, de personas, del trabajo de menores,…. y estoy en contra de la difusión gratis et amore del contenido (ya sea libro, disco o película) que otros han realizado con trabajo y esfuerzo. No me parece bien que tenga que pagar 6-7 euros para ver una película y al mismo tiempo pueda conseguirla free en Internet. Y no es que me sobre el dinero!!! Y mucho menos estoy de acuerdo en que yo me pueda bajar una película o disco sin coste para mi pero favoreciendo el negocio del intermediario de ese proceso y además sin repartir ningún beneficio con el autor/creador/productor de la película/disco. El modelo de negocio es perfecto

tú haces una película y te gastas una pasta—-> alguien la copia o piratea —-> la sube a los servidores en Internet de Megaupload —-> otro quiere bajarla y megaupload se la ofrece—-> pero para descargarla le obligaba a ver una publi que le generaba beneficios o bien a suscribir una cuenta premiun que también le daba beneficios.

Es decir, tú invierte creando un producto que yo lo distribuyo y me forro sin ningún coste. El negocio es perfecto!!!! Si además hay legión por todo el mundo que lo defiende porque a nadie le gusta pagar por nada pues…. ‘miel sobre hojuelas’

Pero si accedemos a pensar un minuto este tipo de situaciones comprenderemos que no tiene sentido y que la existencia de este tipo de servicios nos perjudica claramente a todos. Si quiero ver una pelo en el ordenador, iPad/tablet o en la TV por qué no pedimos plataformas que faciliten el streaming o la compra a bajo coste. Si a todos los sectores ha llegado el low cost, ¿por qué un CD o un DVD sigue siendo tan caro? Ya hay algunas ofertas que nos permiten servicios similares de forma totalmente legal (iTunes, Imagenio, ONO, Youzee, Wuaki) pero claro hay que pagar.

Alguien se imagina que el resultado de su trabajo y esfuerzo es pirateado y puesto a disposición de cualquier persona totalmente gratis. Ojo, esto no quiere decir que esté a favor de la SGAE que no es más que otro ‘chiringuito’ que no defiende a autores/creadores y se aprovecha vilmente de todos los ciudadanos con sus cánones arbitrarios e injustos. Ni Megaupload ni SGAE. Creo que los tiempos avanzan a una velocidad superior a la del legislador así que es cuestión de exigir reformas legales que hagan compatible el acceso a bienes culturales a un precio razonable con el derecho de los autores a percibir un beneficio por sus obras. Que no se lucren los intermediarios como ha ocurrido con Megaupload o con la SGAE.

Megaupload, piratas y delitos

El palacio de la SGAE en Madrid

Para los que aún sigan viendo con buenos ojos la actividad de Kim Schmitz (‘Kim Dotcom’) les sugiero un vistazo al pazo que el narcotraficante Laureano Oubiña tenía en Galicia. Un twittero me contestaba en mi TL a mi apreciación sobre la impresionante casa del Sr. Schmitz: “Y q tiene la casa? eso lo hace ser criminal? ridícula tu acotación, tuvo una idea y gano $$. FBI no soporta competencia” También Oubiña tuvo una idea y ganó muchas pesetas (entonces todavía no había euros) y es igual de ilegal, ilícito e inmoral.

Megaupload, piratas y delitos

Pazo Baion incautado al narcotraficante Oubiña

De todo esto, sólo estoy en contra de la forma cómo se ha llegado al cierre. Es decir, no me parece adecuado que sea el FBI quien tenga que decidirlo. Prefiero que sean los juzgados los que tengan la última palabra.

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias y en Hispanic American College (New York). Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

3 Comentarios

Deja un comentario