10 maneras que tienen las empresas de espantar el talento

Aunque sea triste decirlo, la mayoría de las empresas hacen un mejor trabajo espantando a la gente valiosa, con talento, que atrayéndola; tanto durante el proceso de selección como después de que sus candidatos potenciales obtienen el empleo. Y el talento de los empleados es uno de los tesoros más preciados que tiene una empresa porque de ellos depende el desarrollo de productos/servicios eficaces y la captación de más clientes satisfechos. Saber administrar ese talento es una virtud que debe tener el líder o CEO.

workplace y talento

Las 10 maneras en que las empresas ahuyentan el talento

He aquí las 10 maneras en que estas empresas ahuyentan a la gente brillante según Liz Ryan en su artículo «10 Ways Companies Drive Away Talent«

1. Avisos de prensa “zombificados”

Si a su empresa le gusta hablar de talento, primero échele un vistazo a sus propios avisos de prensa. ¡La mayoría de los avisos son mejores explicando los requerimientos que el candidato debe poseer que vendiendo el empleo a un posible solicitante! Si sus avisos de prensa no utilizan una voz humana y pasan demasiado tiempo vendiendo el empleo mediante los llamados “Requerimientos Esenciales” que deben poseer los solicitantes, toda esa cháchara acerca de apreciar el talento de una persona se quedará simplemente en puras palabras.

2. Portales de reclutamiento llenos de agujeros negros

Si a un candidato le toma una hora para completar todos los campos tediosos que contiene su llamado Sistema de Seguimiento para Postulantes (conocido por sus siglas en inglés como ATS), la mayoría de las personas ya se habrán ido a sitios mejores para trabajar. Si usted es un director de reclutamiento o un CEO con bastante curiosidad, pregúntele a su vendedor de ATS cuál es la tasa de abandono en su sitio web de reclutamiento. En otras palabras, ¿cuántas personas comienzan el proceso y luego lo abandonan? Ahí está su talento marchándose a otros sitios con procedimientos de ingreso más amistosos donde con seguridad será mejor recibido.

3. Una comunicación robótica

Una vez que comienza a comunicarse con los candidatos durante el proceso de selección, ¿qué clase de mensaje utiliza usted? El malvado tipo de voz pasiva (“Su solicitud de empleo ha sido recibida”) es un barrera efectiva contra la atracción de talentos a una empresa. ¿Qué tal decir “¡Wow! Gracias por solicitar empleo con nosotros. Denos tan sólo unos días para revisar nuestras vacantes y su experiencia. ¡Estaremos en contacto con usted de cualquier forma!”? Y después de todo eso cierre el círculo. Ninguna de esas expresiones evasivas como la de “si queremos llamarlo, lo haremos” pasa la prueba en los sitios de trabajo. Con seguridad su empresa puede hacerlo mejor que eso.

4. Políticas de tiempo libre poco flexibles

Una vez que el candidato sube a bordo, él o ella se sumergirá en sus funciones incondicionalmente siempre y cuando sienta que el resto de su vida esté atendida.

5. Sistemas de feedback que no sirven

Si su empresa no posee mecanismos robustos, activos y constantes de feedback y un apetito para escuchar acerca de la vida fuera de la empresa, usted se encontrará ahuyentando a la gente valiosa de inmediato.

6. Planes de compensación muy avariciosos

Si desea evaluar la habilidad que tiene la organización en atraer y mantener a la gente talentosa, échele un vistazo primero a sus políticas de remuneración. Cuando un empleado sobresale en sus funciones y usted escucha a su gerente decir “lo siento mucho, pero tan sólo puedo darle un aumento del dos por ciento porque, usted sabe, es la política de la empresa”, habrá aprendido todo lo que necesita saber acerca de la importancia que tiene el talento en su empresa.

7. ¡No me robes mi idea!

Si las personas utilizaran la información como un garrote para pegarse entre sí, nada bueno les esperará a sus clientes o accionistas. Si su organización es de la clase en que la gente se mantiene callada con respecto a sus ideas para evitar que se las roben, el universo querrá que usted las divulgue. Si se encuentra a cargo de una situación similar, entonces tendrá un gran trabajo por delante en crear confianza allí.

8. Procesos tipo “Godzilla”

Algunos procesos son buenos, pero muchos de ellos son engorrosos, lentos y estúpidos. Si a las personas que llegan a la oficina con ganas de brillar se les impide realizar sus labores debido a un proceso que les genera temor, le garantizamos que estará perdiendo a sus talentos. La gente podría estar sentada en sus escritorios mientras usted recorre la oficina, pero sus corazones y cerebros se encuentran en otra parte.

9. Críticas constructivas

Los líderes que son capaces de asesorar e inspirar a sus empleados son uno entre un millón, ¡y le damos gracias a Dios por ellos! En cambio, los líderes que molestan, objetan y critican son personas que temen que un equipo de trabajo le esté amenazando ese pequeño poder que tienen. Si su ambiente de trabajo es propenso a críticas, las buenas personas no se quedarán. ¿Cómo alguien puede completar una labor importante en un lugar así?

10. El triunfo de los mejores y más grandes «pelotas»

El último “repelente de talentos” incluido en esta lista es una cultura que recompensa a los «pelotas» (los «brown-nosing» en inglés) y castiga a las personas honestas. La mayoría de nosotros ya ha visto organizaciones como estas, en donde los hombres y mujeres que le dicen sí a todo son exaltados y las personas apasionadas que realizan preguntas difíciles son silenciadas. La vida es demasiado corta para trabajar en un sitio como ese. El mundo es demasiado grande y existen demasiados problemas importantes por resolver, así como hay demasiadas personas brillantes en organizaciones basadas en la confianza y orientadas al futuro con quien se pueda colaborar como para perder el tiempo de esa forma en una empresa como esa.

Y tu empresa ¿espanta el talento? ¿cómo se comporta con los mejores? ¿es una cultura de la excelencia 0 de la mediocridad?


Subscríbete para no perderte futuras entradas. Publico varias veces a la semana para que siempre te encuentres un post nuevo cuando vuelvas al blog y…  si te apetece sígueme en Twitter 😉

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Coach Ejecutivo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Vice-President of Inspiring Committed Leaders Foundation (New York). Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias. Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This