5 mitos que pueden arruinar una empresa o un proyecto

Todas las industrias tienen sus mitos y los gerentes de proyectos no son una excepción, lo cual es desafortunado, porque solo es posible avanzar en nuestra carrera si dejamos de lado ciertos mitos. En la dirección de proyectos es importante saber lidiar con algunos mitos comunes. Afrontarlos no asegura el éxito del proyecto pero al menos nos evitará cometer ciertos errores muy comunes.

mitos y empresa

5 mitos que pueden arruinar una empresa

Mary Prescott sugiere estos mitos que todo director de proyecto debe conocer:

1. El cliente sabe lo que quiere.

Así se tenga que tratar con clientes o consumidores, es un mito antiguo que el que compra sabe exactamente lo que desea. La segunda de las 12 lecciones que dejó Steven Jobs dice: “El día que digan que Apple está utilizando “focus groups” para decidir proyectos futuros, hay que vender las acciones de Apple”. El cliente tiene una necesidad y es nuestra labor asesorarle para que tome la elección más acertada. Pero puede ocurrir que aún conociendo sus necesidades no sepa qué producto o servicio le ayudará a lograr la solución.

2. Hay que ganar todas las batallas.

Este mito parte de una apreciación errónea. Los buenos gerentes de proyectos no ganan batallas, identifican procesos con problemas y los corrigen. Los gerentes de proyectos que cargan las culpas a los seres humanos en vez de a los procesos cultivan equipos fríos, fragmentados e individualistas. Nada es más corrosivo para trabajar que una cultura de la culpa. Los gerentes que libran batallas dañan la moral y levantan animosidad.

3. La clave es el detalle.

El proyecto más detallado a menudo es el peor. Esto no es necesariamente cierto, pero los proyectos son detallados según la experiencia de las personas involucradas en el proceso. El estilo de los mejores gerentes de proyectos es enfocar en armar equipos colaboradores y procesos que respondan rápidamente a los cambios y los errores.

4. Hay que sacrificar la calidad para lograr una fecha de fin de proyecto

Nunca es conveniente sacrificar la calidad del producto. Es mejor establecer diferentes tipos de niveles del producto pero la calidad siempre debe prevalecer. Rebajar la calidad o funciones de un servicio para cumplir una fecha puede generar una mala experiencia en los clientes que difícilmente se podrá reconvertir.

5. No puedes parar un proyecto una vez que lo has empezado

Si los esfuerzos que se han depositado en el proyecto no están logrando el resultado esperado y/o deseado no sirve de nada continuar con la inversión de tiempo y dinero. Es mejor para a tiempo que seguir en un camino sin salida.

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Coach Ejecutivo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada Digital Business Solutions. Vice-President of Inspiring Committed Leaders Foundation (New York). Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias. Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This