5 pasos para ser agradecido en los negocios y mejorar la empresa

Está claro que todos necesitamos que nos paguen por nuestro trabajo, pero eso no es lo que produce un buen rendimiento. Las personas queremos que se aprecie nuestro buen trabajo, y saber que se reconocerá nuestra  contribución. Para lograr esto, se debe crear una cultura del agradecimiento. En España no es muy habitual ser tan expresivo pero en otro entornos es una actitud natural que permite el crecimiento personal y de la compañía. No se trata de dar todos los días una palmadita en la espalda. Hay que ser sinceros.

ser agradecido

Image courtesy of Stuart Miles at FreeDigitalPhotos.net

5 pasos para ser agradecido en la empresa

Siga estos consejos que nos propone Peter Economy  y no solo amplificará la gratitud, sino que cambiará la vida de la gente:

1. Alabe en público (casi siempre)

Así lo prefiere la mayoría de la gente, sentirse orgullosos cuando sus colegas saben que son reconocidos. También resulta bueno para el negocio, porque le demuestra a su gente que el trabajo duro y el buen desempeño son apreciados por la gerencia. Tenga en mente, sin embargo, que algunas personas prefieren un trato más privado.

2. Hable desde el corazón

Sólo premie a sus empleados cuando sinceramente crea que merecen el reconocimiento. Evite las falsas alabanzas, porque su gente descubrirá su insinceridad y el reconocimiento perderá sentido. Corre el riesgo de que cuestionen sus motivos, y vean el premio como un acto de auto-promoción y no como una celebración de un logro. Cuando esté haciendo el reconocimiento público, concéntrese en los sentimientos positivos del momento y evite cualquier otra cosa (feedback, novedades en la empresa).

3. Sea específico

Los empleados quieren saber lo que están haciendo bien, así que cite logros específicos en lugar de comentarios generales de un trabajo bien hecho. En lugar de “gracias por un trabajo fabuloso”, debe decir “veo que superaron las metas de ventas en 40%… felicidades”. Recuerde que el comportamiento que premie es el comportamiento que conseguirá cada vez más de su gente.

4. Personalice el premio

A la gente la motiva distintas cosas – dinero, tiempo libre, ser promovidos. Al otorgar un premio por un esfuerzo que sobrepasó las expectativas, considere una compensación que sea beneficiosa y significativa para el empleado en particular. En lugar de adivinar lo que usted cree que es relevante, haga un esfuerzo por encontrar lo que realmente le importa a ese empleado.

5. No espere

Es muy importante premiar a los empleados tan pronto después del logro como sea posible. Esto no solo muestra a su gente que usted está prestando atención a todo lo que ocurre en la empresa, sino que indica que lo que ocurre le importa. Si por ejemplo un empleado descubre una forma más eficiente de compilar el reporte mensual, reconózcalo tan pronto se entere – de lo contrario, corre el riesgo que el empleado se olvide cual fue el logro.

Lecturas recomendadas:

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Coach Ejecutivo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada Digital Business Solutions. Vice-President of Inspiring Committed Leaders Foundation (New York). Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias. Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This