Los CEO necesitan (y quieren) un coach

El CEO es un cargo de vital importancia en la empresa. Además de ser puesto ambicionado por los altos directivos, implica disponer de conocimientos y habilidades que rara vez se aprenden en las academias o MBAs. El CEO tiene que lidiar con muchos problemas y tomar decisiones de forma permanente. Además, debe ser el líder, el gurú que inspire al resto de empleados de la organización. Es el modelo en el que se fijarán los empleados. Por ello, junto a las aptitudes técnicas debe añadir una serie de habilidades directivas y de liderazgo. Sólo así se logrará se uno de los grandes CEOs del mundo.

CEO . Coach

CEO y coach

Según un artículo publicado originalmente en Human Resource Executive Online, una reciente encuesta a más de 200 CEOs, miembros de consejos de dirección y ejecutivos principales de compañías públicas y privadas de EE.UU. obtuvo los siguientes hallazgos:

1) Cerca del 66% de los CEO no recibe coaching o consejos sobre liderazgo de asesores o consultantes externos, mientras que el 100% declaró que son receptivos a hacer cambios basados en una retroalimentación.

2) Las áreas principales en que los CEO usan el coaching son: el equilibrio entre liderazgo y delegación, manejo de conflictos, construcción de equipos y mentoría. La esencia de la lista: habilidades motivacionales, compasión/empatía, y habilidades de persuasión.

3) Cuando se les pregunta «¿De quién fue la decisión de que usted recibiera coaching?», el 78% de los CEO dijo que era su propia idea, y el 21%, que era idea del consejo de dirección. Dada la vital importancia que tiene para los CEO el obtener el mejor coaching externo, para mantener la salud de la corporación, es preocupante que tantos de ellos estén ‘afrontándolo solos’.

Otra investigación publicada en junio reportó que el coaching de liderazgo exitoso afecta positivamente el balance de la empresa, mientras que un liderazgo inefectivo le está ocasionando altos costos a las compañías y accionistas. El informe encontró que el coaching tiene la mayor correlación con el rendimiento del mercado, pero el 44% de las organizaciones dicen que no son efectivas al entrenar a empleados de alto potencial. El 51% de los encuestados (una mezcla de líderes de recursos humanos y de negocios) indicó que los líderes que son inefectivos en el coaching a empleados de alto potencial son el principal impedimento para el éxito de los programas de desarrollo de liderazgo. Las organizaciones necesitan hacer más para apoyar a sus gerentes. El proveer de líderes con un entrenamiento adecuado sobre cómo hacer un coaching efectivo es crítico, y pudiera tener un impacto significativo en el rendimiento financiero.

Diferencia entre dirigir y ser un líder

Según expertos, los CEO están rodeados de aduladores, de modo que decir la verdad de forma directa sin barnices es parte del valor agregado del coaching a ese nivel, y es la razón primaria por la que es tan importante. La gente de arriba aun reporta el factor soledad, porque, a algún nivel, saben que están siendo manipulados por gente que les dice lo que desean oír. En el coaching a un líder principal, las soluciones rápidas y la psicología pop no sirven de mucho. Un buen coach escucha y aprende sobre el negocio. La psicología no es suficiente, tiene que entender lo que se está tratando de lograr a un nivel estratégico y estar al día con lo que sucede en la industria en cuestión y en la economía en general. Los CEO por su parte, necesitan entender que el coaching no se trata de enseñarles habilidades específicas del negocio, ni de cómo mejorar la venta de acciones, sino de cuán efectivamente se lidera.

Lograr que un CEO trabaje exitosamente con un coach recae sobre Recursos Humanos, que debe hacerle comprender la diferencia entre dirigir y ser un líder. Tener un coach para un CEO debe ser como tener un entrenador para un gran atleta. Aunque sean de alto rendimiento, necesitan de alguien que los ponga delante de un espejo, alguien en quien confiar. A veces a los ejecutivos principales de Recursos Humanos les gustaría desempeñar ellos mismo ese papel, pero eso normalmente no funciona, pues son parte del sistema y no pueden tener la misma objetividad que alguien de afuera. En cualquier situación de coaching, las metas y los resultados deben ser el objetivo principal. Los de recursos humanos necesitan venderle la idea al CEO y facilitar el proceso, y esto solo sucederá cuando recomienden coaches que tengan una experiencia probada.

 

Subscríbete para no perderte futuras entradas. Suelo publicar varias veces a la semana para que siempre te encuentres un post nuevo cuando vuelvas al blog… y TODOS LOS VIERNES NUEVOS TÉRMINOS EN EL DICCIONARIO PARA EMPRENDEDORES  😉 Si te apetece sígueme en Twitter.

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Coach Ejecutivo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada Digital Business Solutions. Vice-President of Inspiring Committed Leaders Foundation (New York). Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias. Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This