7 Consejos fantásticos para ahorrar al empezar un negocio

Empezar un negocio de cero suele suponer un esfuerzo económico bastante grande. Son muchos los gastos a los que hay que hacer frente y los ingresos tardarán en empezar a aparecer. Por eso la mayoría de emprendedores se plantean antes o después cómo ahorrar.

Imagen cómo ahorrar

7 Consejos para emprendedores sobre cómo ahorrar

La planificación de ingresos y gastos siempre va a variar según el tipo de negocio. No se necesita el mismo capital para un negocio online que para una tienda local que oferta un amplio catálogo muy variado. Aún así hay ciertos consejos básicos que te van a ayudar mucho a la hora de ahorrar.

Puede que a simple vista algunos te parezcan demasiado obvios, pero cuando estás inmerso en un nuevo proyecto es fácil perder el foco. A veces hace falta una visión externa que te ayude a orientar cómo ahorrar al empezar un negocio, incluso que te ayude a ver qué cosas puedes mejorar en el nuevo proyecto.

1. Huye de los gastos fijos

Cuando un proyecto empieza a ponerse en marcha son muchos los gastos. Por eso hay que evitar atarse a gastos fijos a largo plazo. Por ejemplo, a la hora de contratar suministros de cualquier tipo es mejor decantarse por empresas que no te obliguen a tener una permanencia. Es mejor tener libertad para ir adaptando los gastos a la situación de cada momento.

Es probable que haya momentos en los que sea inevitable firmar ciertos gastos fijos, pero debes procurar que esto no ocurra con frecuencia. Un negocio sobrevive con mayor facilidad si es flexible.

2. No seas impulsivo

A menudo nos dejamos llevar por impulsos cuando vamos a realizar ciertas compras. Seguro que sientes que tu proyecto es parte de ti y quieres dar lo mejor en todo momento. Pero párate a pensar cada compra y cada gasto.

¿Es realmente necesario?, ¿hay alguna opción más barata que también sea válida?, ¿es una decisión empresarial o emocional? Medita sobre estas preguntas antes de firmar ningún cheque o hacer una transferencia.

3. Divide tu plan de ingresos y triplica tu plan de gastos

Cuando hagas el plan de empresa para tu negocio habrás calculado unas cifras en cuanto a la previsión de gastos e ingresos según el sector, la población, la competencia, etc. Eso está muy bien, pero no debes fiarte de esas cifras a rajatabla.

Si quieres saber cómo ahorrar lo ideal es que pienses que los ingresos reales serán la mitad de los planeados y los gastos el triple. De esta manera estarás trabajando con bastante margen y si finalmente tu plan inicial se cumple te encontrarás con un margen de beneficios mucho mayor del que esperabas.

4. No te lances sin conocer al 100% tu situación financiera

Si tienes ganas de emprender a veces cualquier idea parece buena para lanzarse. Sin embargo no tener la situación financiera saneada puede provocar que los problemas comiencen mucho antes de lo esperado.

Contar con un informe de solvencia, información sobre los productos financieros disponibles para tu perfil o un buen estudio sobre la viabilidad económica del proyecto y tu propia situación personal va a ser esencial a la hora de empezar a emprender.

5. No dudes en reclamar tus facturas

Si es la primera vez que defiendes un proyecto propio puede que tengas muchas inseguridades. ¡Tranquilo! Se irán pasando con el tiempo, cuando veas que todo sigue adelante y que realmente estás dando los pasos correctos.

A veces, por culpa de estas inseguridades, tememos pecar de pesados y vamos dejando las cosas pasar. Debes pensar entonces en cómo actúas tú con los demás. Es muy probable que tengas plazos agresivos de pago y que los proveedores no te den demasiado margen. Entiende que es por el bien de sus empresas. Y entiende también que tu negocio también debe crecer, por eso no pasa nada si debes llamar la atención a algún cliente que tara en pagar.

6. Compara ofertas de los proveedores

La fidelidad es importante en los negocios siempre y cuando ambas partes se esfuercen en la relación. Pero no dudes en comparar cómo está la competencia. ¿Qué te ofrecen?, ¿qué relación tienes con tus proveedores?

A veces cambiar alguna de las relaciones que tienes para trabajar con otra empresa puede suponer una mejora muy grande. Ni siquiera me refiero ya a que pagues menos por ese servicio. Puede que sencillamente te ayuden a ganar más dinero con su buen hacer.

7. Analiza, revisa y saca conclusiones

Esta es una de las partes más importantes, sin ninguna duda. Hoy en día, y sobre todo gracias a la evolución de la tecnología y del sector online, hay muchísimas maneras de medir todo. ¡Aprovecha estos avances!

No dudes en medir cada céntimo invertido y su ROI. Pero también los procesos internos de trabajo, las horas empleadas, y todo lo necesario para realizar cada venta. Con buenas evaluaciones y análisis lograrás sacar conclusiones que te ayudarán a llevar tu negocio al siguiente nivel.

email

Sobre el autor

Marta Pérez Rebollo

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas. Máster en Protocolo, Organización y Producción de Eventos. Soy puntual, y siempre tengo ganas de aprender. Trabajo bien en equipo, aunque ante las crisis prefiero concentrarme yo sola y sacar el problema adelante.

Deja un comentario