Despierta tu creatividad: Hacer algo no siempre es mejor que no hacer nada

¿Qué tienen en común Albert Einstein y la escritora J.K. Rowling? Sus obras creativas aparecieron tras retrasos, ensueños y distracciones. Einstein concibió su teoría de la relatividad mientras miraba la famosa torre del reloj de Berna en Suiza. Rowling visualizó al protagonista de su serie de novelas Harry Potter mientras esperaba cuatro horas por un tren retrasado.

Albert Einstein. Creatividad

Aprovecha las vacaciones para despertar tu creatividad

Estas explosiones de creatividad llegan cuando menos lo esperaban. A veces cuando nos salimos de la rutina, como ocurre cuando salimos de vacaciones, logramos resolver problemas que estaban estancados. Salirnos de la ruta habitual de todos los días significa: soñar despierto, soñar de noche, quedar atrapado en el tráfico, esperar en una fila, caminar, hacer ejercicio, bañarse o meditar.

Debemos estar alertas y reconocer estos momentos en los que nos asalta la creatividad. Así que conviene siempre tener a mano algo para anotar una idea, una solución que aparece como por arte de magia (insight) o cualquier ‘locura’ que aparezca ante nosotros. Se puede usar el móvil, una tablet o la clásica moleskine de toda la vida.  Los científicos han investigado el “arte de soñar despierto“. Marcus Raichle, neurólogo de la Universidad de Washington, se dio cuenta de que el cerebro permanece activo cuando descansamos entre actividades. El cerebro está más activo cuando descansamos porque este es su estado normal.

Aprovecha el descanso de tu cerebro para dar a luz nuevas ideas

Si queremos acallar nuestra mente, debemos practicar la meditación, caminar, bañarnos, viajar, etc. Sobre todo viajar permite liberarnos de patrones familiares. Los viajes internacionales generan nuevos caminos neurales en el cerebro porque nos vemos en la necesidad de adaptarnos a una nueva cultura e idioma.

Si queremos mejorar la productividad debemos trabajar en períodos de 90 minutos. Incluso parece que nuestra vida se desenvuelve en ciclos de 90 minutos durante los cuales pasamos por períodos altos y bajos de creatividad.

No conviene saturar el cerebro con periodos de trabajo superiores y sí es muy útil poder desconectar del ritmo habitual para dar rienda suelta a la imaginación y la improvisación. A veces la sensación de ‘no hacer nada’ puede ser muy productiva. Aprovecha las vacaciones para obtener rendimiento del tiempo libre que te has ganado.

Subscríbete para no perderte futuras entradas. Publico varias veces a la semana para que siempre te encuentres un post nuevo cuando vuelvas al blog… y TODOS LOS VIERNES de AGOSTO CLAVES PARA UNAS WONDER-VACACIONES. En septiembre los viernes NUEVOS TÉRMINOS EN EL DICCIONARIO PARA EMPRENDER   Si te apetece sígueme en Twitter. 

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias y en Hispanic American College (New York). Online desde 1996.
Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario