Descubre si eres adicto a Internet o al móvil

El interés en la posible adicción a los videojuegos, juegos online, televisión, redes sociales y teléfonos móviles ha dado lugar a un nuevo campo de estudio, el de la adicción a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) o como Griffiths acuñó en 1995, «adicciones tecnológicas«.

Personalmente siempre he estado en contra de las etiquetas para este tipo de comportamientos, si bien soy consciente de que actualmente los diversos canales tecnológicos que utilizamos ‘para todo’ pueden también esclavizarnos. Realmente han pasado todavía pocos años para poder disponer de un background suficiente que nos permita describir con autoridad si existe o no la conducta patológica en relación con las nuevas tecnologías de la información y comunicación.

Estudios españoles

AdictoCon el fin de aportar un poco de luz sobre este campo, profesores de la Universidad Autónoma de Barcelona y la Universidad Ramón Llul han realizado una Revisión de Estudios empíricos españoles que se ha publicado en la Revista Papeles del Psicólogo (Revista del Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos). Estas son las conclusiones que podido extraer:

  1. Los instrumentos de medida utilizados son muy diversos y/o son adaptaciones de otros americanos pero sin validación en España. Es decir NO existe a día de hoy una escala o test científicamente válido para diagnosticar estos trastornos.
  2. Existe correlación positiva entre el abuso de Internet y la aparición de diversa sintomatología psicosomática.
  3. El uso intensivo de teléfono móvil se asoció al consumo excesivo de alcohol, fumar tabaco, depresión y fracaso escolar y a ansiedad e insomnio.
  4.  Los porcentajes reportados de prevalencia del consumo problemático de Internet en los estudios españoles varían entre el 3,7%   y el 9,9%.
  5. El uso problemático de Internet fue mayor en tre los más jóvenes.
  6. El género no está relacionado con el uso problemático de Internet, aunque los hombres utilizan más tiempo las TIC.
  7. Las tasas reportadas de prevalencia del consumo problemático de teléfono móvil en los estudios españoles varían desde el 2,8%  hasta el 26,1% de las adolescentes y el 13% de los adolescentes.
  8. El uso intensivo de móvil estaba relacionado con fumar tabaco, el consumo excesivo de alcohol y la depresión.
  9. No estamos en condiciones de confirmar la existencia de un trastorno adictivo grave y persistente relacionado con el móvil e Internet, en base a encuestas poblacionales en España. No es conveniente utilizar el término adicción a Internet y a móvil en estudiantes españoles
  10. Aparece una nueva preocupación en los medios de comunicación, denominada fear of missing out (FOMO) la preocupación por perderse esa llamada o ese sms, de quedarse fuera de los circuitos de información; el usuario sabe que otros usuarios suponen que está conectado y teme que los demás podrían estar desconcertados al no verse respondidos.

 Preguntas clave para detectar el problema

La web www.lasdrogas.info, editada por el Instituto para el Estudio de las Adicciones sugiere que cualquier internauta puede realizar en la misma Red uno o varios test que le indiquen, sin revelar su identidad, el grado de dependencia o net-adicción. Uno de los cuestionarios es el preparado por la doctora Kimberley Young en www.netaddiction.com. Para ella, responder afirmativamente a cinco o más de estas preguntas es ya una señal de alarma (sugiero tomarlo como una orientación):

  1. ¿Tiene fantasías de lo que sucede en la Red aun cuando no está conectado?
  2. ¿Siente la necesidad de permanecer cada vez más tiempo conectado para obtener la misma satisfacción?
  3. ¿Ha intentado en vano controlar, reducir o detener el uso de Internet?
  4. ¿Se siente inquieto, malhumorado, deprimido o irritable cuando el ordenador va lento o no puede acceder a Internet?
  5. ¿Se queda conectado más tiempo del que había planeado, aun a costa de las horas de sueño?
  6. ¿Ha sufrido la pérdida de alguna relación significativa, en el trabajo, la escuela/universidad, o algunas oportunidades sociales debido a Internet?
  7. ¿Ha engañado a su familia para ocultar la magnitud de su uso de Internet?
  8. ¿Utiliza Internet como una herramienta para evadirse de los problemas o para esconder algún tipo de malestar (ansiedad o depresión)?

 

Por favor, si tienes alguna sugerencia o propones algo más que pueda mejorar este post, deja tu comentario. Nos ayudarás a todos.

Subscríbete para no perderte futuras entradas sobre el tema y si te apetece sígueme en Twitter. Suelo publicar varias veces a la semana para que siempre te encuentres un post nuevo cuando vuelvas al blog… ;)

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Coach Ejecutivo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada Digital Business Solutions. Vice-President of Inspiring Committed Leaders Foundation (New York). Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias. Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

7 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This