Diccionario básico para emprender / 17: Innovar e Inversor

Hoy en el Diccionario para emprender, los conceptos: Innovar e Inversor.

 Letra I - emprender

Innovar

Innovar es utilizar el conocimiento, y generarlo si es necesario, para crear nuevos productos, servicios o procesos, que son nuevos para la empresa, o mejorar los ya existentes, consiguiendo con ello tener éxito en el mercado.

Una innovación es la implementación de:

  • Nuevos productos o procesos
  • Innovaciones organizativas
      – PRÁCTICAS de la EMPRESA.
      – ORGANIZACIÓN del TRABAJO.
      – ORGANIZACIÓN de las RELACIONES EXTERNAS.
  • Innovaciones comerciales:
      – DISEÑO o ENVASADO del PRODUCTO.
      – MÉTODO de ASIGNACIÓN de PRECIOS.
      – COLOCACIÓN del PRODUCTO.
      – PROMOCIÓN

Innovar

© imagen geprode.com

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) publicó en 1997 el conocido «Manual Oslo» con el título «Medición de las Actividades Científicas y Tecnológicas. Directrices propuestas para recabar e interpretar datos de la innovación tecnológica: Manual Oslo«. El Manual de Oslo es un referente importante para el análisis y recopilación de datos en materia de innovación tecnológica, además de una fuente básica para realizar estudios relacionados con el conjunto de actividades que dan lugar a la innovación tecnológica, sus alcances, los tipos de innovación y el impacto de las innovaciones en el desempeño de las organizaciones, contribuyendo a la implantación de una cultura tecnológica en desarrollo constante. La tercera edición, de 2005, es el resultado de experiencias acumuladas desde la edición de 1997 y de las necesidades de los gobiernos de adecuar sus políticas de innovación.

La innovación debe ser parte intrínseca del emprendedor ya que para triunfar es fundamental tener una visión dinámica de la idea de negocio y ser suficientemente ágil para ir introduciendo cambios capaces de generar nuevos beneficios, mejorar el proceso de producción o simplemente optimizar los recursos disponibles.

Además la innovación puede ser clave en el proceso de diferenciación para encontrar un nicho de mercado, un océano azul. También es necesario innovar en la captación de clientes.

Aquí tienes, según Maca Hernández10 cosas que puedes hacer para fomentar una cultura de innovación y creatividad en tu trabajo:

1. Vive en la posibilidad.
Debes saber que todo problema tiene muchas soluciones posibles. Mantente en la creencia de que tu y tu equipo de trabajo pueden encontrar una mejor forma de hacer cualquier cosa en la que pongan sus mentes a trabajar.

2. Siempre cuestiona qué es lo que haces y porqué lo haces. 
Continuamente nuestras tareas y proyectos no se dirigen hacia la consecución de nuestras metas y propósito en la vida. Asegúrate de que todo lo que hagas se alinea con tus metas y produce los resultados que deseas.

3. Desafía las creencias que has tenido desde hace mucho tiempo. 
Solamente porque algo se ha hecho de cierta manera durante largo tiempo no quiere decir que todavía sea la mejor manera de hacerlo. Es necesario aprender nuevas formas de hacer las cosas, debemos ser flexibles y abrirnos a nuevas posibilidades.

4. No aceptes la primera solución inmediatamente. 
Hay muchas posibilidades de solución para cada problema. La mayoría de las personas se van con la primera que surge que parece la más adecuada y se pierden del valor que implica el pensar un poco más de tiempo y encontrar soluciones más efectivas y elegantes.

5. Lee. 
Cuanto más sabes acerca de algo, más te das cuenta de que no sabes. Incrementando tu base de conocimientos encuentras más y más asociaciones. Y hacer asociaciones es donde aparentemente cosas mágicas suceden. El conocimiento es esencial y nunca termina. Si te mantienes preparado puedes ir al ritmo de todo lo que te rodea, si no lo haces puedes quedar rezagado.

6. Diviértete. 
Descubriendo nuevas ideas sobre cómo hacer las cosas más rápido, más fácil, con menos recursos y mejor es realmente divertido. Y las cosas que son divertidas de hacerse se hacen más seguido. Planea sesiones dedicadas a crear ideas, lo que en inglés llaman «brainstorming», y que significa tormenta de ideas. Reúne a tu grupo de trabajo y elijan un tema sobre el que trabajar. Concéntrense y generen tantas ideas como se les ocurran sobre ese asunto. La práctica hace al maestro. Si lo practican regularmente lograrán entrenarse y para cuando surja un problema estarán preparados para generar muchas soluciones creativas.

7. Conoce a gente de diferentes industrias. 
Saliéndote del territorio con el que estás familiarizado, abres la posibilidad para nuevos y diferentes puntos de vista que puedes utilizar en tu favor. No te circunscribas solamente al ambiente que te rodea, ábrete y conoce otras cosas y otras formas de trabajar, puedes aprender mucho.

8. Desafía a tu grupo a llegar más profundo. 
Cuando Henry Ford pidió a sus ingenieros diseñar el motor V-8. Ellos contestaron que no se podía hacer. El dijo pues se HARÁ y eventualmente se hizo. No permitas que tu equipo llegue rápidamente a la conclusión de que algo no puede hacerse. Empújalos a buscar soluciones y hagan una lista de todas las ideas que surjan, después cuando la revisen más calmadamente, se darán cuenta de que entre ellas hay alguna idea valiosa.

9. Asegúrate de tener tiempo para relajarte y no hacer nada. 
Cuando constantemente estamos ocupados haciendo cosas, no creamos el terreno fértil para que las ideas se fortalezcan. Es necesario descansar y soltar, dejar el tema al menos conscientemente, porque nuestra mente seguirá trabajando en ello. Al soltar le damos a nuestro cerebro la libertad y el tiempo de asimilar la nueva idea.

10. Dale tareas a tu inconsciente. 
Dale a tu mente algo en que pensar mientras duermes. Selecciona un problema que deseas resolver, un proceso que deseas mejorar o el nuevo producto que deseas crear antes de irte a dormir y luego olvídalo. Di para ti mismo que deseas al menos tres ideas elegantes y efectivas para el comienzo del siguiente día y luego espera positivamente el recibirlas.

 

Inversor

Un inversor es una persona que presta a otra los fondos necesarios para la realización de sus actividades económicas. También se denomina así la persona que adquiere títulos o invierte su dinero en algún proyecto para conseguir una ganancia.  Para el emprendedor, el inversor es la persona que aporta capital para que la start-up pueda iniciar sus actividades o ampliar/expandir el negocio. Pero ojo, el emprendedor no debe confundir el dinero que aporta el inversor con el dinero que aportan los clientes. Para las fases iniciales será importante la aportación del inversor pero para el desarrollo del negocio es fundamental que el dinero provenga de las compras que generan los clientes. Si vas a emprender piensa en los clientes, no en el dinero de los inversores.

Conceptos relacionados son:

Business Angels: El Business Angel (BA) es una persona física, normalmente empresarios o directivos de empresas, que aportan su capital y a veces también sus conocimientos técnicos y/o su red de contactos profesionales y personales, a los emprendedores que quieren poner en marcha un proyecto empresarial o a las empresas que se encuentran en el inicio de su actividad. El objetivo del BA es apoyar al emprendedor para obtener una plusvalía de su inversión.

Capital Semilla: El Capital Semilla es el dinero que se recibe  para la creación de una empresa o para permitir el despegue y/o consolidación de una actividad empresarial existente.

No es sencillo ser recibido por un inversor o business angel dispuesto a escuchar tu idea de negocio y arriesgar su dinero en ella. Si fallas, una sugerencia de ‘mejora el proyecto’ y un ‘vuelve otro día’ significan que no habrá segunda oportunidad. Por ello, hay que acudir con la presentación bien preparada, el business plan pulido y saber contestar a todas las inquietudes del potencial socio. Para proporcionar a estos potenciales empresarios la preparación de su presentación y para hacer de filtro a los business angel, cansados en ocasiones de recibir proyectos que no se sostienen tras las primeras preguntas, una incubadora española llamada EGauss ha puesto en marcha el denominado certificado ER (de EmprendedoR), que contiene las 35 preguntas sobre tecnología y producto o servicio, márketing y ventas, equipo gestor y financiación que todo inversor realiza siempre a un emprendedor y que todo aspirante a empresario debe responder si quiere salir de la reunión con un nuevo socio. Algunas pueden parecer obvias a priori, pero los inversores que las han elaborado aseguran que los candidatos no siempre saben solventarlas. Estas son las 35 cuestiones que un emprendedor debe responder a un inversor.

 


Si tienes alguna sugerencia o término para incluir en la «I» por favor déjame un comentario.

Subscríbete para no perderte futuras entradas. Publico varias veces a la semana para que siempre te encuentres un post nuevo cuando vuelvas al blog… Y todos los viernes nuevos TÉRMINOS DEL DICCIONARIO PARA EMPRENDER.  😉 Si te apetece sígueme en Twitter.

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Coach Ejecutivo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Vice-President of Inspiring Committed Leaders Foundation (New York). Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias. Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This