La disrupción, clave para innovar y progresar

La disrupción. Las ideas disruptivas. El marketing disruptivo. Son términos de moda pero que han demostrado ser fundamentales para poder innovar y generar progreso. Sin disrupción no hay innovación y sin ésta es muy difícil que se alcancen mejoras, ya sea en los productos, en los servicios, en la educación, etc. La disrupción permite crear algo nuevo a partir de unos elementos preexistentes. Pero el resultado obtenido nos permitirá alcanzar nuevos resultados, beneficios, consecuencias. Es por ello que aprender a manejarla nos ayudará a estar en constante evolución.

La disrupcion

La Disrupción

Según la Fundeu, el sustantivo disrupción, el adjetivo disruptivo y el menos frecuente verbo disrumpir son adecuados para aludir a un proceso o un modo de hacer las cosas que supone una ‘rotura o interrupción brusca’ y que se impone y desbanca a los que venían empleándose. La disrupción tiene mucho que ver con el marketing lateral. En el mundo de la tecnología y las nuevas empresas digitales es disruptivo:

  • que Facebook tenga más población que China
  • que Google tenga más ingresos por publicidad que la mayor agencia de publicidad del mundo
  • que Uber valga más que General Motors
  • que Amazon valga más que WalMart
  • o que en solo 6 años en New York haya más coches uber que taxis

También en mercados tradicionales tenemos ejemplos de disrupción: Zara, en moda; Ikea, en los muebles; Legalitas, en la abogacía; Alain Afflelou, en la óptica; Nesspreso, en el café… De hecho, las grandes innovaciones surgen, sobre todo, en mercados saturados. Cuando parece que ya está todo inventado, surgen cosas que rompen completamente con lo establecido y la clave está en entender qué está ofreciendo el mercado, cuál es el valor que aporta el negocio, dónde está el elemento diferenciador y dónde puedes aportar el valor añadido que el cliente sí va a percibir.

Cómo ser disruptivo

La mejor estrategia para ser disruptivo pasa por analizar con pensamiento lateral los procesos de creación/producción del producto o servicio, la estrategia comercial y el soporte al cliente.

1.- Cómo se crea o produce el producto/servicio

Introduce elementos o puntos de ruptura; por ejemplo fabrica en otro país, con otro material, personalizado bajo demanda,…. Uber no tiene taxis, tiene espacio en coches de otros. Ha sido capaz de generar un producto/servicio (=espacio en un coche para el transporte) a partir del análisis de la situación real donde muchos coches circulan medio vacíos.

2.- Cuál es la estrategia comercial

Qué canales utilizamos para llegar al cliente; busca alternativas totalmente diferentes para poner en manos del cliente el producto ¿cómo llega el producto al cliente? ¿cómo lo ha comprado? Ikea no vende muebles en sus tiendas, vende muebles que te puedes llevar y tener en tu casa al instante.

3.- Qué tipo de soporte ofrecemos al cliente

Buscar formas, canales, metodologías,…. nuevas. ¿qué alternativas o canales diferentes al teléfono podemos crear? ¿qué calidad de soporte ofrecemos? ¿cuánto tiempo? ¿desde dónde?,….

Introducir un elemento diferencial en alguno de esos puntos puede ser suficiente para ser disruptivo. Por otra parte hay que tener en cuenta que los cambios tardan en ser asimilados por la población general. Y para evitar cometer errores que impliquen grandes gastos es conveniente realizar ensayos usando la tecnología lean. De esta manera podremos evaluar el impacto que cada cambio introducido puede generar en la cuenta de resultados.

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias y en Hispanic American College (New York). Online desde 1996.
Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario