La Transformación Digital… de CEOs y Directivos

La transformación digital del CEO de la empresa y en general de la alta dirección todavía es un hito a conquistar. Me refiero al CEO de la empresa preexistente al nacimiento de la era digital. Los CEOs de las nuevas compañías no tienen otra opción que ver el mundo y el negocio desde el nuevo paradigma digital. Pero los que ya estaban en el mercado ocupando la planta noble de las empresas…. esos todavía tienen muchas asignaturas pendientes.

Transformación Digital del CEO

Transformación Digital del CEO

Reconociendo que el verdadero motor de la transformación son las personas (clientes y empleados) es necesario reivindicar la necesidad de aflorar talento interno como motor del cambio de cultura. Y es que sigue habiendo un déficit de talento digital, a pesar del gran papel que están realizando los Chief Digital Officer. No obstante, sigue siendo necesario incorporar talento puramente digital y enriquecido con las llamadas soft skills para gestionar la parte más transformacional del negocio.

Nos hacen falta personas que sepan hacer las preguntas adecuadas para poder liderar el cambio y crear los nuevos modelos de negocio que se requieren. La clave está en las preguntas, no en las respuestas.

El papel del líder

El CEO no puede lograr el cambio por sí solo, pero sin su impulso y liderazgo nada puede cambiar. Ese liderazgo contiene recetas clásicas que hacen más recomendable que nunca un “back to the basics” en los ingredientes de quien lidera la transformación. Son pocas o ninguna las organizaciones que han decidido transformarse de forma intuitiva. La mayoría lo hacen movidas por imperativos del mercado o llevadas por agentes de disrupción. La transformación digital no va (solo) de Tecnología

La alta dirección no puede delegar de forma automática y generalizada en estructuras planas a nivel organizativo.  No podemos delegar el éxito de un proceso de cambio tan importante en estructuras más horizontales renunciando a las principales ventajas de un modelo jerárquico. La toma de decisiones por parte de los equipos, está bien y es muy conveniente para eliminar el cuello de botella de enviar todo al director, pero no todo se debe decidir de forma horizontal. ¿Qué es la Innovación disruptiva?

Cualquier ejercicio de transformación requiere una reflexión básica y profunda sobre el nuevo propósito de la organización. Acudiendo al discurso de Simon Sinek, aquí aparece el WHY como el reto a afrontar de forma prioritaria. Una vez aclarado y compartido el propósito de la empresa, habría que retomar la reflexión añadida del How & What.

Los retos

Hacen falta mestizaje de perfiles y nuevas competencias en los empleados. Solo con competencias digitales o tecnología no es posible transformar una compañía. No es cuestión de incorporar a millenials o a frikis tecnológicos. El valor del conocimiento, la experiencia, el background profesional, el carisma, la resiliencia, el coraje, la humildad,…. son habilidades clave que no se enseñan en las escuelas de negocio.

El reto fundamental es poder combinar el desparpajo, el atrevimiento de la generación Z y el conocimiento, el saber de la silver economy (la generación que acaba de pasar los 50, que tiene plena madurez intelectual y además goza de un importante know how)

Claves del CEO como agente de transformación digital

  • Capacidad para compartir.

Es fundamental que el CEO comprenda que su camino no es en solitario, sino todo lo contrario. Buscar ayuda, pedir feedback, compartir su conocimiento y experiencia con su equipo y clientela debe ser algo habitual bajo un enfoque comunitario, entendiendo que compartir hoy es ganar mañana.

  • Asunción de su rol como máximo embajador de la marca.

Dada la influencia directa que tiene la conducta del CEO en la percepción social y la reputación de la empresa, resulta fundamental que asuma ser el embajador número uno, llevando los valores corporativos a cada esquina del territorio en el que opere, a poder ser, mostrando pasión y entusiasmo.

  • Mandar con liderazgo.

No hay que olvidar que un director sigue teniendo el rol de organizar y coordinar el trabajo y la cercanía no debe truncar esta posición de poder. Para ello, un ejercicio profesional marcado por estilos de liderazgo que incluyan potenciar las habilidades sociales e intercambio constante de información son fundamentales. La construcción de un cerebro colectivo puede ser la solución.

  • Ser curioso.

Tener inquietud por conocer lo que hablan de la empresa en redes sociales, lo que hace la competencia, etc. es muy relevante para mantener activo al CEO en una constante búsqueda de información y relaciones que le permitan mejorar las estrategias cada día conociendo de primera mano lo que ocurre alrededor de la entidad.

  • Poner la acción por delante de la estrategia (cuando corresponde).

En ocasiones, resulta necesario actuar sin previa planificación, dentro de las directrices y valores corporativos. Es el momento de los “doers”, personas que ejecutan acciones y después corrigen si han errado, la fluidez de la información y la agilidad de los tiempos de trabajo han facilitado esta situación y una adaptación a tiempo es necesaria (es decir, ser muy lean)

  • No promueve, conecta.

La utilización de las redes sociales como un mero canal de difusión es limitante y elimina su gran potencial. El CEO debe tener conciencia de esto y aprovechar las redes para generar contactos, alianzas, apoyar el branding, favorecer el engagement, etc. Ayuda mucho dejarse de postureo y centrarse en conectar.

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Coach Ejecutivo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada Digital Business Solutions. Vice-President of Inspiring Committed Leaders Foundation (New York). Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias. Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This