Las startups son el futuro del empleo

En pleno debate sobre el impacto en el empleo de la automatización creciente de la economía, se ha demostrado que las startups son el futuro del empleo. Eric Schmidt, co-fundador y presidente de Google, explicó hace unos años en el South Summit que “el futuro de España pasa por la mano del conocimiento, y para eso necesitamos un espacio para la innovación“, y pronosticó, o mejor dicho profetizó, que “el 75% de los nuevos empleos en España va a venir de la mano de las startups“.

las startups crean empleo

Google Campus Dublín –  Fuente: DesignBoom / Peter Wurmli

Y no estaba equivocado. Desde hace años, las grandes empresas son destructoras de empleo. Por cada Airbnb o Uber que está aumentando su número de empleados existe una X Corporation que una vez dominó su industria, pero que en este momento está perdiendo personal para seguir en el mercado o luchando por cambiar por completo su modelo de negocio y su logística.

Por qué las startups crean empleo

Recordemos que Airbnb y Uber fueron hace tiempo pequeñas startups que por alguna razón (quizá la genialidad y determinación de sus fundadores) se convirtieron en grandes y dominantes.

No estamos hablando en términos generales de pequeños negocios, sino de startups: empresas de carácter disruptivo, que presentan un gran potencial de crecimiento a través de un modelo de negocio escalable, y que orienta sus fases iniciales a la validación del producto/servicio en el mercado.

valoracion_de_las_mayores_empresas_de_capital_privado_n

Ahora, ¿porqué poner el foco en las startups? El hecho es que las startups de menos de 5 años y alto crecimiento crean empleos de forma más rápida que una compañía tradicional, y muchos de esos empleos pagan salarios más altos que la media. Un estudio de la Fundación Kauffman, un centro de investigación especializado emprendimiento, demuestra cómo desde 1977 en Estados Unidos las startups crean una media de 2.34 millones de empleos anualmente –el número de empleos alcanzaba los tres millones antes de la crisis de 2009.

job creation

Todas las otras compañías, incluídas aquellas categorizadas como autoempleo o las establecidas hace siglos, son destructoras netas de puestos de trabajo, perdiendo, juntas, 1 millón de empleos netos al año. Quién lo hubiera dicho, ¿eh?

 Startups vs Empresa tradicional

En comparación, las empresas de más de cinco años crearon solo 450.000 empleos. Por tanto, se revela que las startups crean 5 veces más puestos de trabajo que las compañías tradicionales gracias a la innovación, la automatización y la incorporación de tecnologías como la inteligencia artificial y el machine learning –pensemos en el caso de los e-commerce. Está bastante claro que si queremos disfrutar de puestos bien pagados en todos los ecosistemas tenemos que hacer todo lo posible para nutrir a las startups.

La implicación de este descubrimiento podría, y quizás debería, cambiar el paradigma estándar de las políticas de empleo. Las instituciones públicas y políticos tienden a reflejar los estereotipos comunes de los medios de comunicación sobre los cambios de empleo en la economía, centrándose en un panorama general muy amplio –como la tasa de desempleo nacional– o en casos individuales –como contrataciones puntuales de grandes empresas. Este enfoque provoca un sesgo muy peligroso y desde luego que la atención no está puesta donde debería estar. En definitiva, por fin tenemos datos para demostrar que una política eficaz para promover el crecimiento del empleo debe incluir una consideración central a las startups.

email

Sobre el autor

Patricia Draghici

CoFounder and CEO of Walden & organizer of Biscay Bay Startup Campus. No superpowers, just a passionate and determined entrepreneur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *