Lecciones de marketing de una venta de garaje

A medida que el comercio se digitaliza cada vez más y los clientes se hacen más sofisticados, las estrategias de marketing tradicionales son más fáciles de olvidar. Sin embargo eso no quiere decir que no sigan funcionando y siendo efectivas.

marketing de garaje

Lecciones de marketing

 nos cuenta lo que aprendió con su esposa al realizar una venta desde el garaje. He aquí las lecciones que nos sugiere en «Marketing Lessons From a Garage Sale«:

1.- No importa lo que estés vendiendo sino lo que ellos estén comprando.

Puedes creer que algo no será atractivo, y que al final resulte ser lo que más se venda. El valor está en el ojo del que compra.

2.- La publicidad no es una opción, es obligatoria.

Nosotros anunciamos la venta en los clasificados del periódico, y mediante un puñado de carteles en colores puestos en esquinas abarrotadas de público. Era una gran propaganda para una pequeña operación, pero casi no costó nada.

3.- Vender significa mucho más de lo que se piensa.

Teníamos muchísimas cosas de las que deshacernos, y nos tomamos el trabajo de organizarlas por categorías y aun por género y rango de precios. Y pusimos las cosas más atractivas cerca de la acera. Es importante sacar lo máximo de lo que usted tiene. Mire sus productos a través de los ojos de sus clientes y organícelos de forma que sea difícil resistirse a ellos y fácil comprarlos.

4.- Si no hay confianza, no hay transacción, especialmente cuando los extraños cruzan por primera vez la entrada.

En una venta de garaje, lo que usted ve es lo que obtiene, sin importar su condición, pero eso no justifica disimular los defectos de los objetos en venta. La ganancia en base a mentir nunca vale el precio que hay que pagar. Sea honesto con sus clientes, si confían en usted, más probablemente harán una compra. Si no, no la harán nunca.

5.- Las historias se venden.

Detrás de cada producto hay una historia y mientras usted mejor pueda conectar los corazones de sus clientes con la historia de sus objetos, más querrán lo que usted tiene.

6.- Cada persona funciona a su propio ritmo.

Las ventas de garaje atraen a todo tipo de gente, desde quienes entran para ver si usted tiene lo que ellos quieren, hasta los que pasan, se toman su tiempo y lo miran todo. Sea sensible a las señales de sus clientes y mueva las ventas a su paso y no al suyo. Si se descubre un tropiezo en el proceso u ocurre una interacción incómoda, considérela una oportunidad para mejorar.

Al final del día habíamos ganado un dinerito, nos habíamos divertido y desalojado nuestro garaje de trastos. Hay probablemente docenas de otras lecciones que pudimos aprender de nuestra humilde venta. No importa cuan sofisticado se vuelva el mundo, los fundamentos de las ventas y las compras nunca cambian.

Subscríbete para no perderte futuras entradas. Publico varias veces a la semana para que siempre te encuentres un post nuevo cuando vuelvas al blog… y    si te apetece sígueme en Twitter. ;-)

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Coach Ejecutivo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada Digital Business Solutions. Vice-President of Inspiring Committed Leaders Foundation (New York). Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias. Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This