Los límites emocionales que se necesitan en el trabajo

La inteligencia emocional ha sido uno de los temas más debatidos por el management moderno. Al mismo tiempo, actualmente existe una moda de la Psicología Positiva que obliga a todo el mundo a centrarse de modo exclusivo en la parte buena de todos los comportamientos o eventos menospreciando las emociones negativas. En el trabajo saber gestionar este tipo de situaciones puede ser vital para lograr resultados y alcanzar los objetivos marcados.

Los límites emocionales

Según el especialista Greg McKeown (autor del bestseller Essentialism: The Disciplined Pursuit of Less), para desarrollar relaciones significativas y maduras en el trabajo o en casa tenemos que desarrollar dos filtros:

  • El filtro 1: protegerse a sí mismo de los demás, lo que implica aprender a no tomarse las cosas personalmente y a filtrar los comentarios que puedan resultar descalificativos.
  • El filtro 2: proteger a otras personas de usted, que implica incrementar el filtro de lo que compartimos con otros y cómo lo compartimos. Aprender a aplicar suficientemente ambos filtros, pero no demasiado, es difícil. Demasiado o poco puede crear relaciones conflictivas.

limites emocionales

Así es como funciona: Si ambos filtros están bajos, usted es volátil. Esta es la peor posición para estar: no se protege a sí mismo de otras personas ni protege a otras personas de usted. Si usted está en ese lugar, actuará como un animal herido. Será extremadamente sensible a lo que alguien esté diciendo de usted, pero hablará a la defensiva. Se sentirá como una víctima, pero actuará como un matón. Cuando se sienta de esa manera, pregúntese si está viendo la situación claramente, si está exagerando, o si la que está exagerando es la otra persona. Si agrega algo a lo que otro está diciendo, no está siendo 100% exacto. Busque algo en lo que esté de acuerdo y deseche el resto. Retenga sus palabras hasta que se sienta más claro. Escriba lo que siente como si se lo dijera a él (hágalo en un papel, así no podrá enviar un correo electrónico indignado por accidente) y revíselo más tarde.

Si usted tiene un filtro alto y uno bajo, o es violento o es vulnerable:

  • Si es arrogante, está en una posición difícil; sentirse seguro puede ofender sin conocimiento de causa. Está diciendo lo que cree, pero puede parecer demasiado franco. El problema es que puede adaptarse bien a otras personas porque realmente no los escucha. Se está comunicando en una sola dirección. Cuando se sienta en esta situación, dígale a la persona: «Tal vez estoy siendo un poco grandilocuente acerca de esto. ¿Ve usted esto de manera diferente? «. O: «¿Sabes?, he estado equivocado antes. ¿Cuáles son sus pensamientos?«.
  • Cuando eres vulnerable, proteges a otras personas de ti, pero no te proteges a ti mismo de los demás. Te tomas los comentarios de forma personal, pero también luchas para hacer retroceder a las otras personas. Recuerde que usted tiene derecho a ser tratado con amabilidad. Tiene que tener un momento en el que dice: «Basta. Retrocede. ¿No sabes que soy un hijo de Dios?”. Y cuando ambos filtros son demasiado altos, usted está amurallado. En esta posición, está básicamente retraído. Está siendo sobreprotector con lo que dice y con lo que absorbe. No va a ofender ni a aceptar ofensas, y podrá parecer distante y un poco frío. Trate de abrirse un poco. Diga: «Quiero compartir algo con ustedes, pero quiero que sean amable conmigo en esto«.

Cuando logramos el equilibrio adecuado con estos dos filtros, nos encontramos con el punto óptimo y llegamos a ser invencibles. Tenemos la capacidad de conocer y ser conocidos. Podemos escuchar sin riesgo de daño permanente y hablar sin riesgo de delinquir. Podemos navegar por relaciones complejas porque nos podemos adaptar sin perder de vista lo que somos. La verdad es que podemos estar en diferentes lugares con diferentes personas. El reto consiste en averiguar dónde estamos en una relación particular y luego ajustarla hacia el punto óptimo, ese donde las relaciones prosperan.

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Coach Ejecutivo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada Digital Business Solutions. Vice-President of Inspiring Committed Leaders Foundation (New York). Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias. Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This