Mentalidad exponencial frente a incremental para hacer crecer un negocio

La mentalidad exponencial es lo que diferencia a los grandes triunfadores del resto de personas. Una mentalidad exponencial es lo que lleva a una empresa a traspasar las fronteras del crecimiento como lo hemos conocido hasta ahora. Es una nueva forma de hacer negocios e impulsar de forma disruptiva el crecimiento de las empresas. Frente a la mentalidad de crecimiento incremental, la mentalidad exponencial supone hacer las cosas de diferente forma para que generen un impacto cuyos resultados despegan como un cohete.

mentalidad exponencial

Mentalidad Exponencial

La mentalidad incremental se centra en hacer algo mejor, mientras que la exponencial en hacer algo diferente. La incremental se satisface con un 10%. La exponencial, con una mejora 10 veces mayor. En el siglo pasado, los modelos de negocio industrial fueron definidos según el uso de las máquinas para crear rendimientos crecientes a escala. En cambio, los modelos de negocios digitales utilizan los efectos de red para crear lo que Ray Kurzweil describe como rendimientos acelerados a escala. La diferencia clave es que los modelos industriales son lineales mientras que los modelos digitales son exponenciales, como se muestra en la siguiente tabla propuesta por Mark Bonchek.

Mentalidad incremental vs Exponencial

El pensamiento o mentalidad exponencial permite abrir nuevas experiencias, innovar los procesos de marketing, de ventas y producción, para ofrecer un servicio único que satisfaga y supere las expectativas de los clientes, aprovechando la forma de pensar de las nuevas generaciones y reflejando un aumento exponencial en las ganancias.

El crecimiento exponencial hace referencia a un crecimiento mucho más acelerado que incremental y que por lo general se expresa no como una variable sino como un valor elevado a una potencia. Por ejemplo, Airbnb está diseñado para un crecimiento exponencial: no posee ninguna propiedad, pero está en más de 34.000 ciudades y el número de habitaciones que ofrece sigue aumentando a gran velocidad.

Muchas empresas logran beneficios notables cambiando su pensamiento incremental al pensamiento exponencial, manejan la incertidumbre o las situaciones que crean problemas inesperados; dan un salto a la innovación y comienzan a desarrollar nuevas capacidades que les permiten adaptarse a  los cambios constantes. El papel de los modos de pensar incrementales y exponenciales varían en cada fase de los negocios: lanzamiento, crecimiento y expansión.

Lanzamiento

La mentalidad incremental traza una línea recta desde el presente hacia el futuro. Un “buen” plan de negocios  le permite ver exactamente cómo va a llegar desde aquí hasta allí. Pero los modelos exponenciales no son líneas rectas. Una estrategia exponencial tiene la incertidumbre inherente. No se puede saber qué cosas se vería en el otro lado de la curva. No se puede dibujar una línea recta desde donde estás a donde se dirige. No hay plan paso a paso. La mentalidad exponencial ayuda a que se sientan cómodos con la incertidumbre y más ambicioso con su visión. En la primera parte de la fase de construcción no se ve mucho cambio. Es hasta la segunda parte cuando la línea empieza a doblarse. Es simplemente parte de la naturaleza del cambio exponencial. Las cosas suceden muy lentamente antes de que ocurran muy rápidamente. En esta etapa influye si el modelo de pensamiento es fijo o de crecimiento. Alaba el esfuerzo, no el talento.

Crecimiento

El modelo exponencial, presta atención a que la gente experimente impaciencia por los resultados. Es donde existe la mayor diferencia entre las trayectorias incrementales y exponenciales. Esta diferencia de expectativas es un riesgo para la estrategia de negocio, debido a que la impaciencia puede ser usada por los oponentes o escépticos de convencer a las partes interesadas para saltar de la exponencial con el incremental. Pero también se ha renunciado a la posibilidad de acelerar los retornos y la oportunidad de seguir el ritmo de los clientes y competidores. La mentalidad exponencial ayuda a tener el coraje de perseverar y la paciencia para llevarlo a cabo.

La mayoría de los líderes están acostumbrados a tomar decisiones en lugar de dar el poder para tomar decisiones. Para lograr un crecimiento exponencial es necesario contar con líderes que den poder a sus empleados para tomar decisiones. El líder no crea seguidores, crea nuevos líderes.

Expansión

En la tercera fase, usted ya ha manejado la incertidumbre de los primeros días, la impaciencia de la fase media, y ahora está firmemente “en la curva”. El crecimiento está sucediendo más rápido de lo que puede manejar. En este punto, la mentalidad incremental implica tomar las riendas y tener las cosas bajo control. Pero eso sería un error. Para sostener los retornos acelerados, es necesario cambiar su mentalidad sobre cómo movilizar y administrar los recursos.

La mentalidad incremental supone que se necesitan más entradas para producir más salidas. Así, a medida que el crecimiento comienza a acelerarse, los equipos empiezan a buscar más recursos en proporción al crecimiento. Pero la adición de demasiadas personas o demasiados recursos puede “inundar el motor” del crecimiento. Necesita una mentalidad exponencial para darse cuenta de cómo una entrada adicional puede crear una salida adicional diez veces mayor.

También es necesario aplicar una mentalidad exponencial a la forma de administrar los recursos que se tienen. La mentalidad incremental sobre la gestión es similar a crear una línea de dominós. Todo necesita estar muy coordinado con una supervisión activa para progresar paso a paso. En cambio, la mentalidad exponencial es como esta demostración con bolas de ping pong en las que las cosas suceden en paralelo, con un foco de atención en las interacciones entre los participantes.

Características de la mentalidad exponencial

Visión e incertidumbre

La mentalidad exponencial obliga a la organización a trabajar de forma cómoda con la incertidumbre. Es decir, exige a las personas para trabajar con situaciones o problemas inesperados. Esto es algo inherente al entorno VUCA en el que vivimos actualmente.

“La diferencia entre tener un pensamiento lineal y uno exponencial es que el segundo tiene una visión a futuro que es flexible al cambio, ya que tanto la tecnología como los modelos de negocio están en constante cambio” – Gazelle Growth.

Construir valor con paciencia

Cambiar el pensamiento incremental con el que fuimos educados durante años se logra paso a paso, a través de una trayectoria gradual. El pensamiento exponencial busca que la empresa logre idear mejores formas para que sus empleados sean más productivos, eficientes y rentables. Lograr que sus productos sean más conocidos e incrementar las ventas y crear nuevas estrategias de negocios para atraer nuevos clientes. En otras palabras, con mentalidad exponencial la empresa se enfoca a que cada plan produzca el doble de beneficios de los estimados.   El modelo exponencial se enfoca a que los empleados no experimenten el estrés por los resultados, ya que les ayuda a tener coraje para perseverar y la paciencia para llevar a cabo su trabajo.

Medir el progreso exponencial

Las empresas que actualmente trabajan con el modelo incremental evitan hacer uso de nuevos modelos debido a que no contemplan la posibilidad de cambiar sus formas de trabajo o probar los nuevos modelos que van surgiendo; prefieren evitarlos y no asumir riesgos.

La empresa con pensamiento exponencial crea nuevas formas de pensar sobre la comercialización, la cultura y la estrategia. La empresa con mentalidad exponencial se enfoca en hacer que la organización se vuelva más flexible, adaptable a los cambios y se adentre a entornos más innovadores a través de las nuevas tecnologías.

La mentalidad exponencial exige un pensamiento flexible, adaptable a los cambios, perseverante y que sabe gestionar la innovación Clic para tuitear

Crecer en agilidad y control

El uso del pensamiento exponencial permite poner las cosas bajo control, cambiar la forma de hacer las cosas y agilizar la consecución de metas; gestionar los recursos que se tienen y reemplazar el control de las personas por principios.

El uso de una doctrina para guiar la toma de decisiones genera la alineación, consistencia y potenciación de las decisiones. La mentalidad exponencial ayuda a crecer más rápido a través de los nuevos enfoques de negocio y la autonomía de los equipos.

Transformar un negocio de un crecimiento de 10% (incremental) al 10X (exponencial) no se trata simplemente de escalar. Lograrlo requiere una forma completamente nueva de ver el negocio y el mercado. Clic para tuitear

Si deseas ampliar los conocimientos sobre la mentalidad exponencial y llevar tu empresa a un nivel muy superior te recomiendo estas lecturas:

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Vice-President of Inspiring Committed Leaders Foundation (New York). Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias. Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *