PsicologíaSociedad

Frente al miedo y la crisis: AMOR VINCIT OMNIA

heart, love, sunset Posted On
Escrito por Yaiza Lugo de Vera

Ya van más de tres semanas de cuarentena en casa y creo que la mayoría entendemos que la tierra buscando su propio equilibrio, nos ha desequilibrado totalmente, a quienes casualmente o “causalmente” hemos contribuido en mayor medida a esa ruptura del equilibrio.

De nada sirve preguntarse ¿por qué? En lugar de eso preguntemos ¿para qué sucede esto? ¿Qué debemos aprender? Porque esta vez nos ha tocado a nosotros, los que muchas veces nos creemos dueños y señores intocables de un mundo que nos pertenece, y en el que lo único certero es que estamos de paso, pero en ese paso, cada día más rápido, cogemos todo sin ningún tipo de control.

Siempre hay elección

Estas situaciones nos devuelven al aquí y al ahora, y hay que aprovecharlo al máximo porque no sabemos cuando terminará esa bonita experiencia llamada vida que probablemente muchos hemos estado desaprovechando durante años, al no saber valorar cada uno de esos granos de arena que caen de ese reloj llamado tiempo. Pero ahora, cuando cada uno de esos granos cae, podemos observar una infinidad de detalles que antes no éramos capaces de ver, experimentando como nunca la relatividad del tiempo y donde nuestro mundo de barrotes se detiene por un momento para salir a aplaudir al balcón cada tarde, y donde no sólo conseguimos vernos, ahora empezamos a sentirnos los unos a los otros.

No sabría decir cuál es el camino correcto a seguir tras esto, pero si algo tengo claro es que este es el momento en el que todo debe girar para construir un mundo mejor para todos los que lo habitamos.

Te interesa:   Cómo conseguir un puesto de trabajo en Google

Hemos pasado de correr hacia ninguna parte a convertirnos en guerreros pasivos en la lucha contra un virus en la quietud de nuestros hogares, de nuestros propios corazones. Porque gracias a ese parón hemos podido reconectarnos de nuevo con nosotros mismos, y así poder conectar de una forma más verdadera con los demás.

Y de repente esa tímida sonrisa que le arrancas a alguien mientras te cruzas por la calle, paseando al perro, te da el chute de energía que necesitas para todo el día.

frente al miedo y la crisis

¿Acaso no es esto más auténtico que lo que estábamos viviendo en nuestro anterior día a día, dónde todos nos mirábamos, sin vernos, y muchísimo menos sentirnos? Los diez malos hábitos de las personas que no tienen éxito

Hemos conseguido unirnos en la distancia y eso nos hace mucho más fuertes que antes, más abiertos, pero es fácil caer en el desánimo si sólo te enfocas en las noticias negativas, porque el miedo te atrapa y te debilita.

Elegir, elegir

Como todo en la vida, se trata de decidir, se trata de elegir con qué actitud quieres afrontar las cosas, y yo en este caso elijo el hacerlo desde el amor y desde la ilusión; amor a todas personas que con su labor trabajan por y para los demás, y donde son ellos, los que están en primera línea de guerra, los que nos envían mensajes de ánimo y agradecimiento a nosotros, por quedarnos en casa. Y desde la ilusión porque confío en que todo permanece siempre en constante cambio y me ilusiona creer en que este puede ser el momento en el consigamos abrir los ojos.

Te interesa:   Lo que tú puedes hacer contra la crisis y nunca hiciste antes

Un aplauso para todos; los que han caído, para todos los que siguen de pie luchando y cuidándonos, un aplauso para nosotros mismos por demostrar que seguimos siendo solidarios y fuertes, y un aplauso por la esperanza e ilusión de que cuando todo esto acabe, no olvidemos lo aprendido, pero sobre todo un aplauso para que consigamos tener el coraje de cambiar el rumbo de las cosas y construir un nuevo mundo en equilibrio. ¿Sabes cuál es el core de tu negocio?… Pues no pierdas el foco

Causa y consecuencia, equilibrio y desequilibrio, caos y orden, luz y oscuridad; nada existe sin su opuesto, y tras la oscuridad de la noche un nuevo día asomará, esperando que sea más brillante que nunca y en el que recordemos que son más las cosas que nos unen que las que nos separan. Que no podemos querer al resto cuando estamos en guerra constate con nosotros mismos, y que es esa quietud interior la que nos da fuerza. Que a pesar de todas las noticas negativas sobre la infinidad de barbaridades que comete el ser humano, sigo teniendo esperanza en nosotros y en que podemos crear conjuntamente en nueva realidad; “Lo que crees, creas”.

Porque no pierdo la esperanza de cambiar el rumbo de las cosas, y remar en la misma dirección, de forma que consigamos una experiencia vital más real y quizás así temamos menos a la muerte, y más al hecho de no saber aprovechar la oportunidad que tenemos cada día cuando abrimos los ojos.  No necesitas tecnologías Agile; lo que necesitas son personas ágiles

No sé que pasará, pero yo elijo enfocarme en disfrutar cada día del regalo de estar aquí, en no perderme en el ritmo frenético de nuestra sociedad que me aleja de mí misma y me debilita. Sólo pido que si me tengo que ir de este mundo sea bailando y sintiendo como el ritmo de mi tambor comienza a descansar, agotado de tanta emoción por eso ante esta crisis yo veo una gran oportunidad en la que podamos aprender a caminar juntos como nos merecemos, y a conectar con nuestros todos nuestros seres queridos aún cuando no podamos verlos.

”Si caminas solo llegarás más rápido, pero si caminas acompañado llegarás más lejos”

Quizás tras esto, aprendamos a mirar la vida de otra forma, y descubramos muchas cosas que hasta ahora pasaban desapercibidas.

Te interesa:   Liderar en tiempos de crisis: menos "es que" y más "hay que"

¡Siempre juntos, siempre fuertes, y siempre mejor que ayer!


¡Suscribete!💙

Es gratis y te mantendré al día de todas las novedades SEO de mi blog.

Nombre:
Tu mail: 

Te interesa

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This