EmprenderLiderazgo y ManagementNegocios

8 consejos para optimizar la productividad de tu empresa

man, work, desk Posted On
Posted By Gustavo Vega

Seguramente optimizar la productividad de tu empresa es uno de los objetivos que te marcas al inicio de todos los años. También te replanteas las estrategias que has estado utilizando dentro de tu negocio. Cuando realizas este análisis es común tomar en cuenta el factor de la productividad, entendiéndose ésta como la relación que existe entre los recursos que inviertes para que tu empresa pueda operar y los beneficios que obtienes de los mismos.

Optimizar la Productividad en la empresa

Optimizar la productividad

No solo te permite analizar el estado de tu empresa sino la calidad de tu gestión administrativa; lo cual es imprescindible para hacer los ajustes necesarios. Esta vez te daremos algunos consejos que necesitas saber para mejorar la productividad de tu empresa y crear estrategias renovadas.

1.    Abraza la modernidad

Analiza qué opciones tienes ahora mismo para modernizar tu aparato productivo. Piensa en herramientas como equipos, procesos, gestión o tecnología de softwares y aplicaciones que te permitan mejorar y simplificar procesos.

Por ejemplo, la herramienta de gestión de la relación con los clientes (CRM) es uno de los recursos que están adquiriendo las pequeñas y grandes empresas para la prospección de clientes. Se encarga de centralizar los datos de tus usuarios para ofrecerte a ti y a todo tu equipo una visión más organizada de ellos.

De esta manera puedes identificar tus prospectos y la satisfacción de tus clientes, así como sus hábitos y comportamiento de compra. Esto sin duda hará que puedas enfocar tus esfuerzos en los prospectos y en los cliente y con ello aumentar tus beneficios y productividad en la empresa. La Transformación Digital… de CEOs y Directivos

La modernidad no solo va ligada a la tecnología, también te recomendamos abrirte a nuevas formas de pensar y con ello proyectar tu empresa hacia el futuro. Solo de esta forma puedes adaptarte a los constantes cambios del día a día y mantener tu proyecto vigente a través del tiempo. Líderes versus gerentes: qué es más importante en la empresa

2.    No te olvides de innovar

Cuando empieces a sentirte muy cómodo con una estrategia de negocios, recuerda que allá afuera tu competencia siempre está innovando. Dejar de hacerlo solo te desplazará del mercado poco a poco. Qué es el Shared Value de Michael Porter

Analiza tu actual modelo de negocios para saber de qué manera puedes mejorar tu gestión y aprovechar mejor tus recursos. Revisa también las diversas alternativas que te ofrece la responsabilidad social corporativa y el impacto positivo que puedes generar a la sociedad. Además tu empresa no solo aumentará la productividad sino será más competitiva y sostenible.

La innovación también dará lugar al desarrollo de nuevos productos y servicios. Piensa en tres áreas principales para innovar:

    • Aparato productivo.
    • Uso de la tecnología.
    • Gestión organizacional.

3.    Dile adiós a las tareas repetitivas

Uno de los hábitos improductivos que puedes solucionar este año son los trabajos repetitivos. Hablamos del control de las finanzas, el pago de impuestos o de proveedores. Estas tareas consumen mucho tiempo y te distraen de labores más importantes para el negocio.

Deja de registrar o controlar las facturas y los gastos de forma manual. El mundo cada vez es más digital. Aunque tu negocio sea pequeño puedes simplificar todo este papeleo domiciliando los pagos directamente a la cuenta bancaria de tu empresa o utilizando herramientas de gestión que faciliten estos procesos. ¿Sabes cuál es el core de tu negocio?… Pues no pierdas el foco

4.    Abandona la idea de ser multitarea

Hay que aceptar el hecho de que no siempre somos buenos en todo ni es posible abarcar todas las tareas. Lo que conseguirás al intentarlo es pasar de una actividad a otra pero sin alcanzar la eficiencia en ninguna de las dos.

Se ha demostrado que la multitarea es uno de los principales enemigos de la productividad, llegando a reducirla hasta en un 40%.

Céntrate en objetivos específicos para incrementar tu productividad. Partiendo del análisis general para identificar las áreas que requieren mayor atención, dedícate a solventar una por una comenzando por las más importantes.

5.    Tu personal también puede mejorar la competitividad

El talento humano es el activo más importante de cualquier negocio por más pequeño o grande que sea. Por ello es importante que promuevas la capacitación de tus empleados de forma constante. De esta manera podrán descubrir técnicas y herramientas que les permitan desarrollar habilidades para realizar de forma eficaz y eficiente todas las tareas de su puesto de trabajo.

La capacitación de tu equipo también favorecerá que se sientan motivados, productivos, integrados y comprometidos con tu compañía. La Inteligencia Artificial y los robots: ¿Oportunidad o Amenaza?

6.    Establece prioridades

Cuando armes tu plan de trabajo por mes, trimestre o semestre debes establecer las prioridades adecuadas dependiendo de la importancia de cada tarea o actividad. Existen herramientas online y métodos de organización que te permitirán identificar lo que es más relevante al momento y lo que se puede posponer. Reglas para el éxito con técnicas de trabajo profundo

Por ejemplo, el correo electrónico es un canal de comunicación muy importante para las empresas. Sin embargo, la tarea de estar pendiente, abrir, responder, cerrar y borrar emails puede quitar mucho tiempo y disminuir la productividad.

Para reducir el tiempo en el que estamos contestando emails existe la regla del 80/20 que consiste en dar prioridad sólo al 20% de tus emails para maximizar tu tiempo. Otro consejo útil para esta tarea es fijar horas del día para revisarlo.

7.    Aplica Team Building

Busca crear equipos de alto desempeño. Para lograr esto debes hacer ver a tu equipo que sus responsabilidades van más allá de cumplir con ciertas tareas. Lo importante también es trabajar en armonía para velar por el cumplimiento del mismo objetivo de la compañía. No necesitas tecnologías Agile; lo que necesitas son personas ágiles

Con el Team Building, contarás con un equipo comprometido y dispuesto para dar lo mejor de sí en el crecimiento de la empresa. Entre algunas de las ventajas de aplicar esta filosofía de trabajo podemos destacar:

  • Cumplimiento de los objetivos estratégicos
  • Mejor desempeño general de la organización
  • Mayor calidad del trabajo
  • Mejor planeación
  • Equipo de trabajo motivado

8.    El tiempo es oro

Si de algo no tenemos duda es que las empresas y personas exitosas saben gestionar muy bien su tiempo. Sabemos que al emprender un negocio quisieras que los días tuvieran más de 24 horas para poder hacer todo lo que debes. 10+1 claves para impulsar la innovación y el crecimiento

Tal vez estás perdiendo tiempo en tareas que pudieras simplificar. ¡Además, debes priorizar tus tareas en función del tiempo, ya que es uno de los principales recursos a optimizar para aumentar tu productividad!

Related Post

leave a Comment

Pin It on Pinterest

Shares
Share This