Pon un influencer en tu negocio. El poder de la influencia

El auge de las redes sociales nos ha traído a una nueva tribu del marketing: los/las influencer. Con este término nos estamos refiriendo a las personas que por su poder de influencia en las redes sociales, se han constituido como canales de comunicación y venta para las marcas y empresas. Y tú ¿eres influencer o eres follower? Aprende a vender como los grandes: la ilusión de la elección

Qué es un influencer

Qué es un influencer

Lo que llamamos hoy influencer, es lo que toda la vida ha sido un líder de opinión. Pero hay una gran diferencia entre los que eran líderes de opinión y los actuales influencers: para ser un líder de opinión o ‘antiguo influencer’, la persona tenía que tener cierta fama previa, ya fuera actor/actriz, cantante, escritor… Hoy sin embargo, personas totalmente anónimas han conseguido ser influencers y tener mucha repercusión en redes sociales sin que previamente tuvieran otros méritos. Esto nos muestra que las reglas del juego han cambiado totalmente. La rigidez que había antes ha desaparecido y ahora, cualquier persona con un Smartphone y una cuenta en Instagram puede llegar a ser influencer.

El significado de influencer entonces sería aquella persona que cuenta con cierta credibilidad sobre un tema concreto y que por su presencia e influencia en redes sociales puede llegar a convertirse en un prescriptor interesante para una marca.

De origen millenial

Este nuevo modelo a seguir está ligado a la generación z y millenial, ese grupo de jóvenes que han nacido entre 1982 y 2004, calificadas como egoístas, individualistas y perezosas pero que, queramos o no, son una parte enorme de la sociedad y suponen un target tremendamente atractivo para muchas empresas.

Estos famosos millennials han cambiado la forma tradicional de consumir. Ahora el mundo digital es el elegido y si quieres llegar a este tipo de gente, más vale que tengas presencia online y les des la opción de gestionar todo el proceso de compra a través de internet. Con este comportamiento cada vez más digitalizado, los medios tradicionales como la televisión o la radio están perdiendo fuerza para llegar a la gente joven. Las redes sociales le han comido terreno a los medios «de toda la vida» y les han quitado total protagonismo a la hora de lanzar campañas publicitarias, promocionales o del cualquier tipo.

Requisitos para ser un influencer

Estos son algunos de las características que definen a una persona como posible influencer. No son los únicos; pero sí son básicos. Por otra parte, reunir uno o varios de estos requisito tampoco garantiza nada si bien son necesario. El marketing 4.0: Del marketing tradicional al nuevo marketing digital

Número de seguidores

El requisito primordial es tener un número elevado de seguidores que sea significativo. Cuanto más público tenga, más probabilidades hay de que consiga que una empresa se fije en él. Pero este criterio ya no es muy valido ya que puede ser que el influencer haya comprado los seguidores. Es cierto que tener un número grande es importante pero no es el único criterio ni el más importante. De hecho, una alternativa con gran poder son los microinfluencer: los que tienen una comunidad pequeña pero altamente especializada (algo similar al concepto de long tail)

Criterio

También es muy importante tener un criterio propio y saber más o menos de lo que se habla. Si quieres ser influencer de moda, necesitas un estilo propio que te identifique más o menos y que pueda interesar a la gente. Saber cuáles son las semanas de la moda más importantes y cuáles son las últimas tendencias, por ejemplo.

Interacción

Tener una legión de seguidores con capacidad para interactuar es fundamental, más incluso que tener muchos seguidores. Por ello es importante conectar con el público. Es vital que se interactúe con el supuesto influencer, que comente los posts generando opinión, que compartan los contenidos generando así un efecto amplificador y poder llegar a más público a su vez.

Credibilidad/Carisma

La credibilidad se convierte en una característica fundamental sin la que es imposible que alguien pueda influenciar a nadie. El influencer debe ser respetado y reconocido. Cuanto más creíble sea, más interesante será para que las empresas o marcas apuesten por él. Por supuesto, también es muy importante que el influencer no recomiende productos con los que no está satisfecho realmente. En una ocasión un famoso estaba haciendo promoción de una marca de teléfonos móviles y se supo que las fotos las estaba subiendo…. ¡¡¡desde un móvil de otra marca!!!!!!

Cuanto más carismática sea la persona, mejor. El carisma es una cualidad de la persona en sí que es fundamental para crear una conexión con el público y que se sienta atraído.

Canal

Puede ser un criterio de segmentación disponer de un canal concreto donde el/la influencer es realmente relevante. Ahora hay que estar presente en muchas plataformas como Instagram, Youtube o Twitter. Ser blogger, youtuber e instagramer reunido en un solo concepto sería el máximo nivel. Pero a veces es suficiente ser realmente relevante en una sola red social.

El poder de la influencia

En la era de la redes sociales, tiene más poder de influencia lo que dice u opina un influencer que un escritor reconocido. Nos fiamos, nos creemos lo que leemos y se comparte en los medios digitales. Compramos según las valoraciones u opiniones de los demás. Por eso, es tan grande el poder de los influencer. Su opinión, lo que se ponen, comen o lo que hacen marca tendencia. Damos más importancia a los influencer que a los mensajes directos de las propias marcas.

El poder de la influencia. The power of influencePor eso, hoy día disponen de gran relevancia en el mundo de la publicidad y el marketing. Es mejor que alguien con buena reputación o gran influencia hable sobre la marca a que lo haga la propia empresa. En el segundo caso se considera como publicidad interesada (nos quiere vender algo); mientras que el primer caso se suele ver como algo más sincero (a pesar de que el fondo sabemos que son mensajes pagados). Pero a nuestro cerebro le gusta creer más en alguien que nos recomienda algo que en el propio recomendado.

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Coach Ejecutivo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada Digital Business Solutions. Vice-President of Inspiring Committed Leaders Foundation (New York). Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias. Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This