Te deseo felicidad pero… tienes que buscarla

Hoy es Nochebuena y mañana Navidad. Seguro que has recibido multitud de email, sms y mensajes de whatsapp o line para desearte felicidad y próspero año nuevo. Son sentimientos loables y compartirlos siempre enriquece. Tal vez invadidos por la publicidad y los reclamos de la sociedad de consumo en la que vivimos a veces, dichos mensajes suenan un poco vacíos y faltos de credibilidad. Es verdad! No quiero que este deseo mío caiga en el mismo saco pero asumo que compito con muchos similares. En cualquier caso vaya por delante que, aún sin conocerte, te deseo felicidad de forma sincera. También por motivos egoístas porque si tú eres feliz y te va bien algo me llegará a mi, como por «efecto mariposa«. Te deseo, de corazón, mucha felicidad pero no te la regalo. La felicidad que te propongo tienes que buscarla. No está envuelta en un paquete ni lleva lazos de colores.

Te deseo Felicidad pero tienes que buscarla

Te invito a que seas como Chris Gardner y busques la felicidad sin cesar ni decaer. Sólo quien lo intenta puede conseguir acercarse al objetivo. No hay que confundir la felicidad con el placer. Este se consume mientras lo consigues; la felicidad, en cambio, es un estado mental. Es un conjunto de elementos, como el amor altruista o la compasión…

No te quedes estas fiestas con la risa fácil, la felicitación automática y busca la felicidad en tu corazón. Es un camino largo pero cuanto antes lo inicies antes empezarás a gozar de su recompensa.

Quita el piloto automático de tu vida, toma los mandos y busca un rumbo a seguir. Sólo quien tiene un destino sabe por donde ir. Salte del rebaño y márcate un objetivo a conseguir de ahora en adelante. La Navidad es un buen punto de partida. Para ello sólo es necesario que seas una persona de acción (leer 10 rasgos que definen a las personas que consiguen resultados). La cuestión no es si algo es o no posible, sino simplemente cómo conseguirlo. La cuestión casi nunca es el qué sino el cómo. Todo está al alcance de uno, pero para descubrir cómo llegar a destino a veces hay que intentar mil y una maneras de alcanzar la cima. Para ello es vital que te Mantengas firme en tus objetivos y flexible en tus estrategias.

Si eres creyente, de cualquier tipo de religión o creencia, estarás de acuerdo con este principio: La felicidad es compartir. Solo es feliz quien comparte, no el que da. Porque cuando uno da, está en una situación de superioridad respecto al que recibe.

Todos queremos evitar el sufrimiento y ser felices. Sin embargo, debido a cómo hemos sido condicionados por la sociedad, solemos vivir de tal forma que conseguirlo se vuelve imposible. Saber qué es esencial es el primer paso. Te recomiendo que leas el excelente artículo: ¿Por qué no soy feliz? publicado en El País. Estos son testimonios de dicho artículo.

Pilarín Romero de Tejada

89 años. Viuda. Jubilada. Gracias a su marido, con quien estuvo casada 60 años, aprendió a «amar incondicionalmente»

«Si tu objetivo es el amor, tu resultado será la felicidad«

Marc Dufraisse

50 años. Casado, con dos hijos. Consultor. Padecer y superar un cáncer le ha conducido a replantearse su manera de vivir.

«Tenemos de todo, pero ¿nostenemos a nosotros mismos?«

Marta Mariñas López

31 años. Soltera. Psicóloga social. Trabajar en países en vías de desarrollo le llevó a cuestionar sus creencias acerca de la felicidad

«Aquello que no somos capaces de aceptar es la única causa de nuestro sufrimiento«

Alberto Pérez Buj

54 años. Casado, con tres hijos y dos nietas. Posibilitador de aprendizajes en la naturaleza. La quiebra de su empresa le hizo replantearse su vida.

«La vida recompensa aquienes hacen las paces con su pasado«

Albert Figueras

48 años. Vive en pareja y tiene dos hijos. Médico y divulgador. Durante años ha estudiado qué dice la ciencia sobre los pilares del auténtico bienestar.

«El secreto de la felicidad consiste en valorar tu vida tal como es«

Anna Sánchez Turné

52 años. Vive con su hijo y tiene pareja. ‘Coach’ ejecutiva. Su ‘despertar’ comenzó a raíz de la crisis en su matrimonio.

«Cuando eres feliz surge la vocación de hacer felices a los demás«

 

Te deseo felicidad pero… tienes que buscarla. No te desanimes y traza tu mapa. Nos encontraremos en el camino.

 

Subscríbete para no perderte futuras entradas. Suelo publicar varias veces a la semana para que siempre te encuentres un post nuevo cuando vuelvas al blog… y TODOS LOS VIERNES UNA HISTORIA INSPIRADORA  ;) Si te apetece sígueme en Twitter.

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Coach Ejecutivo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada Digital Business Solutions. Vice-President of Inspiring Committed Leaders Foundation (New York). Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias. Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

9 Comentarios

  1. Albert Figueras

    Hola Jesús,

    Buen blog y buen post. El título me ha gustado mucho, porque va al punto central de la felicidad.

    Gracias por citarme.

    Por si te interesa, ahondo más en el tema de la felicidad desde el punto de vista social y su impacto sobre la salud en Pura Felicidad (Plataforma Editorial, 2012).

    Un saludo cordial,

    Albert

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This