Historias inspiradoras: Vicente del Bosque, liderando equipos ganadores

Vicente del Bosque es desde 2008 el seleccionador de la selección española de fútbol. Antes fue entrenador del Real Madrid y mucho antes, como jugador, fue centrocampista también en el Real Madrid. Nació en Salamanca el 23 de diciembre de 1950. Hoy día representa para muchos un ejemplo de estilo, elegancia y liderazgo. Ha sabido manejar las individualidades de las grandes estrellas del fútbol para crear un equipo ganador en ‘la roja’. Por sus méritos la casa real le otorgó en título de Marqués.

Vicente del Bosque, liderando equipos ganadores

Jugador antes que entrenador 

Según los datos que ofrece la wikipedia, Vicente del Bosque jugó en la posición de centrocampista un total de 441 partidos oficiales. Debutó en el fútbol nacional en las filas del Club Deportivo Salmantino (filial de la Unión Deportiva Salamanca), donde fue máximo goleador con sólo 17 años.

Desarrolló prácticamente toda su posterior vida como jugador en el Real Madrid, primero en el Castilla, para pasar, tras un año de cesión al Córdoba Club de Fútbol y dos al Club Deportivo Castellón, al Real Madrid definitivamente, donde permaneció como titular del primer equipo durante 11 temporadas, hasta 1984, ganando con este último club cinco títulos de Liga y cuatro títulos de Copa del Rey. Destacó por su visión de juego y su capacidad de organización. Fue internacional en 18 ocasiones con España, jugando la Eurocopa de 1980.

Una vez abandonada la práctica del fútbol, Vicente Del Bosque se incorporó como técnico en las categorías inferiores del Real Madrid. Su primer partido como técnico profesional fue el 29 de agosto de 1987. En marzo de 1994, debutó como entrenador del primer equipo del Real Madrid tras la destitución de Benito Floro, pero sólo ocupó el puesto un par de meses, volviendo luego a su trabajo en la cantera blanca. De la misma forma, tras la destitución de Jorge Valdano dirigió interinamente durante dos partidos al primer equipo a principios de 1996.

Finalmente, en la temporada 1999/2000, el club decidió encargarle de manera estable la dirección del primer equipo en sustitución de John B. Toshack. Durante los primeros días del año 2000, participó en el primer Mundial de Clubes, logrando el cuarto puesto al perder en tiros de penalty ante el Necaxa, equipo mexicano que había conseguido la Copa de Campeones de la CONCACAF. Poco después de conseguir la Liga de Campeones de 2000, llegó a la presidencia del club Florentino Pérez y comenzó la conocida como «Era Galáctica del Real Madrid», al incorporar a tres ganadores del Balón de Oro como Luís FigoZinedine Zidane y Ronaldo.

En sus cuatro temporadas como entrenador del Real Madrid, Del Bosque consiguió en total:

  • Copa de la UEFA (1999/2000)
  • dos Champions League (2000 y 2002)
  • dos Ligas (2001 y 2003)
  • una Supercopa de España en 2001
  • una Supercopa de Europa en 2002 y
  • una Copa Intercontinental en 2002.

En junio de 2003, un día después de que el Real Madrid consiguiera su vigésimonoveno título de Liga, el club le informó de que no se le renovaría el contrato, que expiraba el 30 de junio de ese mismo año.

Vicente del Bosque Seleccionador

En julio de 2008 se confirmó su nombramiento como Seleccionador Nacional español en sustitución de Luis Aragonés, debutando con victoria por 0-3 el 20 de agosto de 2008 en un amistoso frente a la Selección nacional de Dinamarca. En junio de 2009 disputó la Copa Confederaciones, en la que consiguió el tercer puesto. Entre septiembre de 2008 y octubre de 2009, consiguió la clasificación de España para el Mundial de Sudáfrica de 2010, ganando todos los partidos de la fase clasificatoria.

El 3 de julio de 2010 la Selección de España consiguió por primera vez en su historia el pase a unas semifinales de un Campeonato del Mundo de fútbol, al vencer 1-0 a la Selección de Paraguay. El 7 de ese mismo mes, alcanzó también por vez primera la clasificación para una final de un Campeonato del Mundo, tras ganar 1-0 a la Selección de Alemania, final que ganaría el día 11 de julio por 1-0 a la Selección de los Países Bajos.

El 1 de julio de 2012, apenas dos años después de hacer historia ganando la Copa Mundial, consiguió anotar un título más en su palmarés, llevando a la Selección de España a la victoria en la Eurocopa frente a Italia por 4-0, convirtiéndose así en el segundo entrenador en la historia del fútbol en conseguir una Eurocopa y un Mundial tras Helmut Schön.

Un líder de equipos ganadores 

En una entrevista que le hicieron en 2009, Vicente se define a sí mismo como un líder amable.

No creo en el liderazgo agresivo y estoy convencido de que se conduce mejor un grupo a través de las buenas formas que de la agresividad.

Ha demostrado tanto en la derrota como en la victoria estar en posesión de un saber estar y de una educación exquisita. Cuando trabajaba en el Bernabéu se conocía a cada uno de los jugadores de la cantera. Tenía el mismo trato con los galácticos que con los desconocidos. En el vestuario, repleto de egos, se hizo respetar por su ejemplo y por su seriedad, y no por su autoritarismo.

Es el antihéroe, es una persona que está por encima de cuitas y de trampas, conoce el fútbol desde dentro y su gran éxito se encuentra en el trabajo que realiza de cohesión en el grupo“, afirma Juan Mateo, presidente de Factoría de Cine Empresarial. No es un entrenador showman, al que le guste exhibirse por el campo, sólo se levanta del banquillo en contadas ocasiones. Deja todo el protagonismo a los suyos, en este caso, una selección cohesionada. Dicen que es observador, pero lo cierto es que aprovecha las fortalezas y no destruye aquello que funciona.  Puede que no sea el mejor técnico, pero “sabe equilibrar los conocimientos con la habilidad de saber hacer equipo, prosigue Mateo.

No sólo genera buenos músicos, sacando lo mejor de ellos, sino que genera orquesta: grandes profesionales que no ejercen de prima donna. Es lo que se denomina, matiza Medina, liderazgo de empowerment, aquel que saca lo mejor de cada miembro del equipo: permite el brillo individual, alineado y complementario al esplendor del entrenador. También es un liderazgo que entiende y permite el error, sabe arriesgar y tomar decisiones, sin herir a nadie.

Yo respeto a todos por igual se llamen como se llamen y vengan de donde vengan

Para Vicente del Bosque la bondad no perjudica, perjudica la maldad. “Yo intento ser bueno. Me gustaría serlo de verdad. No creo que haya que ser un ogro para dirigir un grupo. La debilidad de un entrenador tiene sus síntomas” dijo en una entrevista en 2003.

Un ejemplo de liderazgo, amable como él dice, tranquilo pero firme y orientado a la consecución de objetivos. Sin agresividad ni prepotencia. Sin autoritarismos, educado, respetando a todos: a los miembros del equipo y a los rivales.

Lecturas recomendadas:

→  Vicente del Bosque, el triunfo de los valores

→  Vicente del Bosque, el héroe de todos

→  Vicente del Bosque: el spanish leader completo

Y tú, ¿sigues el modelo de Vicente? 

Subscríbete para no perderte futuras entradas. Suelo publicar varias veces a la semana para que siempre te encuentres un post nuevo cuando vuelvas al blog… y TODOS LOS VIERNES UNA HISTORIA INSPIRADORA  ;) Si te apetece sígueme en Twitter.

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias y en Hispanic American College (New York). Online desde 1996.
Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario