Yo también he salido de la crisis ya

El 24 de septiembre de 2012 mi amiga Natalia Gómez del Pozuelo escribió en su blog un post titulado “Yo ya he salido de la crisis ¿y tú?“.  Cuando lo leí no lo entendí muy bien, pensaba que con la que está cayendo, el post de Natalia era una broma. Pero ahora, meses después, puedo compartir su afirmación. Y no me ha tocado la lotería ni he pegado ningún “pelotazo”. He encontrado la estrategia para salir de la crisis.

Yo también he salido de la crisis ya

Image courtesy of FreeDigitalPhotos.net

Mi estrategia para salir de la crisis

No tengo la receta mágica válida para todo el mundo pero es probable que siguiendo estas pautas logres reconvertir tu situación personal. A lo mejor no mejora tu economía pero sí lograrás cambios importantes en tu vida cotidiana que te permitirán ser más feliz y optimista. Al fin y al cabo buena parte de las cosas que nos suceden son consecuencia de  lo que pensamos y cómo actuamos.

1.- No seguir a los agoreros que nos vaticinan cada día que esto es el fin

Suelo ojear a diario la prensa local/nacional y también al menos un periódico económico. Antes los titulares catastróficos me atraían. Ahora he decidido no leerlos y centrarme en las noticias relacionadas con sucesos positivos, ventas, crecimiento, expansión, oportunidades. No me paro un minuto para conocer cómo va la prima de riesgo, el ibex o los cierres empresariales. Prefiero ver cómo otras personas y empresas son capaces de generar crecimiento y ventas. En esos ejemplos siempre encuentro algo para imitar. El queso ha desaparecido así que mejor dejar de lamentarse.

2.- Prestar más importancia a las cosas positivas que nos suceden

 A menudo vivimos con tanta prisa que no nos paramos a disfrutar de las pequeñas cosas buenas que a todos nos suceden todos los días. La presión por lograr grandes metas nos impide prestar atención a las cosas buenas de menor tamaño. Hay que pararse a mirar al metro y medio de nuestro entorno para descubrir que somos capaces de influir sobre el mismo y tenemos capacidad de modificarlo.  Veremos que aunque estemos inmersos en una ciénaga de corrupción a cada uno de nosotros nos suceden cosas por las que alegrarnos.

3.- Redefinir la economía personal/empresarial para ajustar gastos-ingresos

Es necesario dimensionar nuestros gastos según la capacidad que tengamos de generar ingresos. Eso implicará prescindir de algunas cosas, caprichos, viajes,…. pero a cambio lograrás llegar a fin de mes. Aunque cueste, se impone un nuevo estilo de vida, tal vez más austero, pero que tiene que estar alineado con los ingresos que tenemos. Se trata de vivir de acuerdo a nuestras posibilidades, no según nuestras aspiraciones. El viento es igual para todos; podemos esperar a que amaine el temporal o… ajustar las velas y continuar.

4.- Leer y aprender para ser mejor que los demás

Vivimos en un entorno de gran competencia. No basta con ser bueno, hay que ser el mejor. Yo dedico varias horas a la semana para leer y aprender cosas nuevas que me ayuden mejorar, tanto en lo personal como a nivel empresarial. Hay que salir del caparazón, mirar alrededor, abrir las orejas, abrir los ojos y mejorar nuestras cualidades y aptitudes. Sólo con un esfuerzo extra lograremos mejorarnos. No puedo leer todos los libros que quisiera pero procuro conocer al menos lo fundamental de las principales publicaciones, sigo blog de diferentes temáticas, leo los periódicos, veo vídeos de las ponencias TEDx, asisto a conferencias y si puedo invito a comer a alguna persona que admiro.

5.- Trabajar con más esfuerzo y efectividad

Hay veces que no por mucho madrugar amanece más temprano pero sólo levantándonos cada mañana sin mirar al reloj lograremos acabar cada día satisfechos. Es conveniente trabajar más y mejor para poder diferenciarnos y situarnos en la mente de nuestros clientes, usuarios, amigos.  Los horarios en este momento son solo una orientación. En los fines de semana también hay hueco para alguna tarea. Cada minuto que aprovechemos será un logro conseguido. Se impone la teoría de “menos sillón, menos sofá y más silla de trabajar“. De Indra Nooyi, la CEO de Pepsi, he aprendido que tengo que trabajar más que los demás para poder salir adelante. No hay excusas para la inactividad. Si casi todo va mal, tú debes hacer que lo que está en tus manos vaya bien. Menos “es que” y más “Hay que”.

Yo también he salido de la crisis ya

6.- No rendirme ni tirar la toalla

Es lo más fácil y lo más cómodo pero he aprendido que los líderes y emprendedores de éxito jamás han tirado la toalla y buena parte de su éxito lo atribuyen a su tenacidad y capacidad para afrontar las dificultades sin abandonar. La resiliencia es una habilidad que se puede entrenar y nos permite superar la adversidad. Vivimos en un océano rojo donde es difícil vender y alcanzar las metas pero sólo quien tiene la fuerza mental para no venirse abajo es capaz de subir la escalera. Abrahan Lincoln perdió muchas elecciones antes de llegar a presidente.

7.- No perder el foco de lo que quiero

Hoy día perder el FOCO, es decir no centrarse en algo concreto,  es más fácil que nunca, lo cual es un peligro. Vivimos con un exceso de alternativas en casi todo que puede llevarnos fácilmente a dispersarnos en demasía. Hace unos meses me reuní con un inversor y me dijo: “Jesús dime dónde estás y a dónde quieres llegar“. Sólo si tenemos una meta y nos focalizamos en ella podremos acercarnos a su consecución. Steve Jobs es el ejemplo de persona hiperfocalizada. Tal vez no hay que llegar a ese nivel extremo pero desde luego hay que tener claro dónde estamos y a dónde queremos llegar para focalizar todo nuestro esfuerzo y trabajo en ese camino.

8.- Crearme un entorno favorecedor

Dice el profesor Alcaide que tu entorno determina la altura de tu éxito. Sólo si sabemos rodearnos de las personas, situaciones, empresas,… adecuadas lograremos generar crecimiento y mejora. Ya lo dice el refranero español “quien a buen árbol se arrima buena sombra le cobija“. Hay que huir de los entornos tóxicos que nos atrapan paralizando nuestra actividad y expectativas. Evitar las personas sanguijuela, aquellas que absorben tus energías sin aportarte nada a cambio. Busca o crea tu propio entorno azul para que las sinergias, oportunidades y posibilidades puedan aparecer y crecer de forma natural.

9.- Definir una estrategia y plan de acción

Tener buenas ideas y buenas intenciones no sirve de nada si no se transforman en hechos y acciones. La ley de deseo no existe. Sólo existe la ley de la acción. Una vez que tienes claro qué quieres hay que escribir el plan de acción que vamos a ejecutar para alcanzar la meta. Nada llega por azar ni los contratos entran por la puerta sin invertir en publicidad o trabajar la puerta fría. Crear metas y submetas en un completo planning con todas las tareas planificadas es la mejor manera para lograr la meta. Sólo quién tiene un plan sabe dónde puede llegar. Actuar es la forma de acercarnos a donde queremos llegar.

10.- Tener visión de medio/largo plazo

La inmediatez es una droga muy peligrosa. Todo aquello que no genera una respuesta positiva de forma inmediata es infravalorado. Vivimos en una época donde se busca la rapidez: aprender inglés en dos semanas, adelgazar en 10 días, ser un líder con un MBA. Esta visión es contraproducente porque la mayoría de las veces el resultado nunca coincide con lo esperado. Por el contrario tener visión de medio/largo plazo suele generar resultados más favorables. Es más difícil mantener esta postura pero produce mejores resultados. No buscar resultados en lo inmediato sino en un intervalo temporal más largo. Esto implica no tirar la toalla de forma temprana ante la primera dificultad.

 

Y tú, ¿has salido ya de la crisis? ¿aplicas esta estrategia o tienes otras sugerencias?

Subscríbete para no perderte futuras entradas. Suelo publicar varias veces a la semana para que siempre te encuentres un post nuevo cuando vuelvas al blog… y TODOS LOS VIERNES UNA HISTORIA INSPIRADORA  ;) Si te apetece sígueme en Twitter.

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias y en Hispanic American College (New York). Online desde 1996.
Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

6 Comentarios

Deja un comentario