El pensamiento lateral: una estrategia para emprender o hacer crecer tu negocio

El Pensamiento lateral (o lateral thinking en inglés) según la wikipedia es una estrategia de pensamiento que se usa para la resolución de problemas de manera creativa. Es un concepto propuesto por Edward de Bono, en su libro “New Think: The Use of Lateral Thinking  publicado en 1967. El pensamiento lateral es una forma específica de organizar los procesos de pensamiento, que busca una solución mediante estrategias o algoritmos no comunes y que normalmente son ignorados por el pensamiento lógico.

El pensamiento lateral

Image courtesy of FreeDigitalPhotos.net

Cómo pensamos

Al evaluar una situación, problema u objeto solemos seguir un patrón natural o habitual de pensamiento (pensamiento vertical); por ejemplo, las sillas son para sentarse, el suelo para caminar, un libro para leerlo, etc.), lo cual limita las soluciones posibles cuando se trata de afrontar un problema. El pensamiento lateral propone romper con este patrón rígido habitual (si a entonces b), permitiendo obtener ideas mucho más creativas (si a entonces c o d o e…) e innovadoras para representar todos esos caminos alternativos o desacostumbrados, que favorecen la resolución de los problemas de forma indirecta y con un enfoque creativo.

El poder del pensamiento lateral para la creación de nuevas ideas

Normalmente al emprender se tiende a buscar nichos en el mercado, creando nuevos productos para satisfacer las necesidades de un sector de consumidores desatendidos. Sin embargo el pensamiento lateral propone dar usos diferentes a los productos y servicios ya existentes para crear nuevos mercados.

Fernando Trías de Bes y Philip Kotler prefieren llamarlo Marketing Lateral. Hace algunos años asistí a un seminario sobre este tema impartido por el propio Fernando Trías de Bes en el cual explicó que en este siglo XXI los productos son distribuidos por unas pocas empresas muy poderosas, satisfacen una única necesidad y su ciclo de vida es muy corto, ya que es más barato reemplazar (¿conoces la obsolescencia programada?) un servicio que repararlo. Además, el mercado está muy fragmentado y los consumidores están saturados de productos y de sus respectivos mensajes publicitarios. Kotler y Trias proponen una ruptura en el paradigma actual y abogan por el Marketing Lateral como solución al caótico mercado actual.

Su metodología consiste en examinar los elementos que componen un producto. Se estudia si eliminando, invirtiendo, exagerando, reordenando o sustituyendo alguno de ellos se observa una nueva utilidad del producto. Este proceso también es aplicable a la estrategia de marketing del servicio, como su precio o su canal de distribución.

Se generan multitud de ideas, muchas de ellas carentes de sentido, pero no por ello inútiles. La última fase de este desarrollo consiste en saber cuál de esas ideas es válida en el mundo comercial y cómo puede pasar del papel a la realidad del mercado.

Los elementos del pensamiento lateral

A pesar de su impulso creativo, el pensamiento lateral es un proceso metódico que sigue una secuencia organizada. Se puede aplicar a un objeto existente, a un producto, un servicio o un negocio.

El pensamiento lateral (=creativo) sigue tres simples pasos, como los estableciera Edward de Bono en sus libros:

1. Escoge un centro focal: este puede ser cualquier cosa:  un problema, un objetivo o simplemente un objeto. Por ejemplo, uno se puede enfocar en una flor.

2. Haz un desplazamiento lateral para generar estímulos: un desplazamiento lateral es una interrupción de una secuencia de pensamiento lógico. Por ejemplo, un posible movimiento lateral del hecho de que las “flores mueren” podría ser “flores que nunca mueren”.

3. Haz una conexión: dado que se te han presentado dos ideas inconexas a nuestra mente, el desplazamiento lateral crea una brecha que estimula la creatividad. Una conexión lógica cerrará la brecha y ofrecerá una nueva noción a considerar. Con las flores, por ejemplo, podríamos preguntarnos en qué situaciones no deberían morir. Si una flor estuviera hecha de tela o plástico, nunca moriría. Esto produjo un nuevo concepto (y una nueva categoría de productos): las flores artificiales.

La innovación es el resultado de conectar dos ideas que, en principio, no parecían tener conexión alguna. La creatividad no es una destreza mágica. Es el resultado de tres pasos que cualquiera puede realizar. 

Entrena tu mente para desarrollar el pensamiento lateral

Te propongo algunos ejercicios para iniciarte en el mundo creativo del pensamiento lateral.

Primer ejercicio: Algunos meses tienen 31 días, otros solo 30 ¿Cuantos tienen 28 días?

Segundo ejercicio: A Pablo se le cayó un anillo dentro de una taza llena de café, pero el anillo no se mojó ¿Cómo puede ser?

Tercer ejercicio: ¿Cuál es el animal que tiene los pies en la cabeza?

Cuarto ejercicio: ¿Cuál es la cabeza que no tiene sesos?

Quinto ejercicio: ¿Cuándo se puede transportar agua en un colador?

Sexto ejercicio: ¿Cuánta tierra hay en un hoyo de un metro de largo por un metro de ancho y un metro de profundidad?

Respuestas

Sin trampas, vean las respuestas cuando ya hayan resuelto los ejercicios, o intentado hacerlos.

  • Respuesta primer ejercicio: Todos
  • Respuesta segundo ejercicio: El café era en grano
  • Respuesta tercer ejercicio: El piojo
  • Respuesta cuarto ejercicio: La del clavo
  • Respuesta quinto ejercicio: Cuando está congelada
  • Respuesta sexto ejercicio: No hay tierra, es un hoyo.

Y algunos libros:

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias y en Hispanic American College (New York). Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

2 Comentarios

    • Jesus A. Lacoste

      Gracias a ti por leerme!!

      Responder

Deja un comentario