Historias inspiradoras: Abraham Lincoln, un perdedor que llegó a Presidente de EE.UU.

Abraham Lincoln (12 de febrero de 1809 – 15 de abril de 1865) fue el decimosexto Presidente de los Estados Unidos y el primero por el Partido Republicano. Su lucha política es una historia inspiradora que puede servir a los emprendedores, a los jóvenes y a todas las personas que se enfrenten a derrotas y fracasos en sus negocios o en su vida.

Abraham Lincoln

Abraham Lincoln en cifras

Esta es su historia de fracaso en fracaso hasta…. llegar a presidente de EE.UU. en 1860 (cuando tenía 51 años de edad)


7 años – Tuvo que empezar a trabajar para ayudar al sostenimiento de su familia después que tuvieron que abandonar su casa.

9 años – Su madre murió.

22 años – Fracasó en sus negocios.

23 años – Fue derrotado en las elecciones de Legislador. No pudo entrar a la Facultad de Derecho.

24 años – Se declaró en bancarrota y pasó 17 años pagando deudas a sus amigos.

25 años – Fue derrotado nuevamente en las elecciones de Legislador.

26 años – Cuando estaba a punto de casarse, su novia falleció y quedó con el corazón destrozado.

27 años – Tuvo una crisis nerviosa y pasó 6 meses en cama.

29 años – Fue derrotado en las elecciones para Representante del Estado.

31 años – No pudo formar parte del Colegio Electoral.

34 años – Derrotado en las Elecciones al Congreso.

37 años – Derrotado nuevamente en las Elecciones al Congreso.

39 años – Derrotado por tercera vez en las Elecciones al Congreso.

40 años – No fue aceptado para un trabajo como alto funcionario de su Estado.

45 años – Derrotado en las Elecciones para el Senado.

47 años – Derrotado en las Elecciones del Partido Republicano para candidato a Vice-Presidente del País. (Obtuvo menos de 100 votos.)

49 años – Derrotado nuevamente en las Elecciones para el Senado.

51 años – Abraham Lincoln es ELEGIDO PRESIDENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMERICA


 

→ La ejemplar historia de Abraham Lincoln se incluye en mi libro “Breves historias inspiradoras para emprendedores y líderes del siglo XXI.

 Su pensamiento

 El camino era difícil y resbaladizo. Resbalé, pero me recuperé, diciéndome que aquello era un resbalón y no una caída.”

“Hagas lo que hagas, hazlo bien”

“No le temas al fracaso, que no te hará más débil, sino más fuerte”

Su aportación política

Durante su presidencia contribuyó a fortalecer los Estados Unidos con la derrota de los secesionistas Estados Confederados de América en la Guerra Civil Estadounidense. Introdujo medidas que dieron como resultado la abolición de la esclavitud, a través de su Proclamación de Emancipación en 1863 y la promoción de la aprobación de la Decimotercera Enmienda a la Constitución en 1865.

Lincoln supervisó estrechamente el resultado de la guerra hasta que llegó a su fin. Movilizó con éxito a la opinión pública a través de su retórica y discursos (es famoso su discurso de Gettysburg). Al finalizar la guerra, Lincoln estableció la reconstrucción, tratando de reunir rápidamente al país a través de una generosa política de reconciliación. Su asesinato en 1865 fue el primer magnicidio en Estados Unidos.

Perder no es fracasar

Como vemos, la biografía de A. Lincoln está jalonada de fracasos, decepciones y pérdidas; sin embargo él nunca dejó de seguir intentándolo y luchando por sus ideales. Su fé y su lucha fue lo que finalmente le llevó a ser nominado por su partido como candidato y finalmente lograr ganar las elecciones en 1860. Si tras la primera derrota electoral en su carrera al congreso hubiera abandonado hubiera sido un fracasado, pero Lincoln lo siguió intentando (fue derrotado tres veces en las elecciones al Congreso). Hizo de cada pérdida una fortaleza, supo convertir cada derrota en un nuevo reto. Y lo logró.

Como en el caso de Lincoln, lograr el éxito, triunfar en los negocios, en la vida,…. es una suma de fracasos. Pero como él sólo levantándose tras la caída se logra un verdadero avance y así hasta lograr la meta. No hay que tirar la toalla ante la primera adversidad. Es necesario hacerse fuerte, retomar aire y continuar con el plan fijado. El emprendedor debe saber que el camino hacia el éxito (la busca de la felicidad de Chris Gardner) es duro, pedregoso y con caídas. Lincoln nos enseñó con su tesón y perseverancia que todo esfuerzo y lucha conlleva recompensa.

Libro y video recomendados:
 

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias y en Hispanic American College (New York). Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

13 Comentarios

  1. Consultec

    RT @salvablogpuig: Historias inspiradoras: Abraham Lincoln, un perdedor que llegó a Presidente de EE.UU. http://t.co/zlOTe2Gu via @JALacoste

    Responder

Deja un comentario