3 mitos sobre el liderazgo que debes eliminar ya

Sobre liderazgo se escribe mucho. Pero hay muchas falsas creencias y mitos sobre el liderazgo. Hay mucho gurú adoctrinado y dando lecciones en escuelas de negocios y MBAs. Sin embargo conviene no creer todo sin al menos cuestionarlo mínimamente. En la película «Matrix» es célebre la escena en la que Morpheus (Laurence Fishburne) ofrece a Neo (Keanu Reeves) una opción para elegir entre una píldora azul y una píldora roja. Si Neo tomaba la píldora azul, se despertaría y continuaría creyendo lo que quisiera creer sobre su vida. Sin embargo, si elige la píldora roja, se quedaría y aprendería la verdad sobre la Matrix.

3 mitos sobre el liderazgo

En el tema del liderazgo nos encontramos ante la misma disyuntiva: ¿quieres seguir creyendo lo que siempre te han contado o prefieres la pastilla roja y conocer la verdadera realidad sobre los líderes?

Mitos sobre el liderazgo

El profesor Bryan Bennett, Executive Director of the Healthcare Center of Excellence in San Diego (California) nos propone desmontar tres grandes mitos.

1. El liderazgo es una habilidad que cualquiera puede aprender

Este es probablemente el mayor error en el liderazgo. Las personas se enfocan en mejorar sus habilidades de liderazgo cuando el liderazgo es realmente un proceso. Si el liderazgo fuera una habilidad, a cualquier persona con conocimientos básicos de liderazgo se le podría enseñar a ser un líder eficaz. Sin embargo no funciona así. Algunas personas están destinadas a ser buenos líderes y otras no. Aquí te cuento cómo desarrollar el liderazgo en niños.

Todos conocemos personas que podrían practicar tan bien un deporte como algunos atletas profesionales; o podrían cantar mejor que algunos de los mejores artistas. Lo que separa a estos «amateurs» de los profesionales es que carecen del proceso de mejora y el régimen de práctica para desarrollar plenamente sus talentos. Lo mismo se puede decir sobre el liderazgo. Es un proceso que una persona debe practicar todos los días para alcanzar su máximo potencial como líder. El Proceso de Liderazgo Profesional, en general, sigue estos pasos:

Aprender -> Practicar -> Revisar -> Ajustar

Si sigue estos pasos, estará en el buen camino para mejorar su liderazgo.

2. Una persona debe ser «X» para ser un buen líder

En esta declaración, «X» representa una palabra, sustantivo, adjetivo,…Un buen líder debe ser genuino, único, tener empatía, saber dirigir, altruista, generoso, organizado, con estilo,… Hay tantas palabras que las personas han usado para describir lo que un buen líder debe ser, que se ha vuelto confuso. En una ocasión, alguien le pidió a la gente que enumerara una palabra que describiera mejor el liderazgo. En solo un fin de semana, hubo más de 1.000 palabras en la lista. Aunque algunas de las palabras fueron duplicadas o similares, esto demuestra que las opiniones varían ampliamente en cuanto a qué es el liderazgo. La conclusión es que nada de eso importa realmente porque lo único que un líder puede ser es ellos mismos. No puedes dirigir como yo. No puedo dirigir como tú. Un líder debe saber quiénes son, saber quiénes son sus personas y desarrollar un enfoque de liderazgo que funcione para ellos. Un líder debe ser auténtico.

El liderazgo no es una cosa, es muchas cosas. Es por eso que se necesita un proceso de liderazgo personalizado y en continua mejora. El liderazgo no es cosa sólo de líderes.

3. La única manera de convertirse en un mejor líder es tomando más clases o leyendo más libros

Si tienes tiempo para analizarlo, los libros de liderazgo en el área de recursos son todos muy parecidos. No te sorprendas por esto porque si lees suficientes libros o tomas suficientes clases, llegarás a la misma conclusión. Es por eso que la única forma de convertirse en un verdadero líder se basa en un enfoque personalizado y de mejora continua. Un modelo de liderazgo debe estar diseñado para ser aprendido una vez y mejorado con el tiempo mediante la reflexión y el entrenamiento regulares. No se trata de más clases o libros; se trata de la auto reflexión, la retroalimentación regular y la adaptación de su enfoque de liderazgo a las situaciones dadas. Para ello hay que usar la inteligencia emocional.

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Coach Ejecutivo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada Digital Business Solutions. Vice-President of Inspiring Committed Leaders Foundation (New York). Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias. Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This