Desarrollo personalLiderazgo y ManagementPsicologíaTransformación Digital

El secreto para ser una persona u organización antifragilidad

antifragilidad Posted On
Escrito por Jesús A. Lacoste

La antifragilidad es un concepto desarrollado por Nassim Nicholas Taleb, quien afirma que existen personas, situaciones o cosas capaces de beneficiarse de las crisis.  Esto quiere decir que prosperan y crecen cuando se exponen a la volatilidad, la aleatoriedad, el desorden y los factores estresantes.

The Coddling of the American Mind (Mimando la mente estadounidense) y Antifragile (Antifrágil: Las cosas que se benefician del desorden), el libro de Nassim Taleb publicado en 2012, toman una postura que señala que nuestras universidades involuntariamente están provocando daños en el futuro de los estudiantes porque los vuelven frágiles, en lugar de prepararlos para un inesperado cisne negro en el futuro.

Ser resiliente es más importante que saber de tecnología

Personas anti-fragilidad

Taleb nos pide que diferenciemos tres tipos de personas:

  1. Algunas personas son frágiles como tazas de té de fina porcelana. Se quiebran con facilidad y no se pueden reparar a sí mismas, así que debes tratarlas con cuidado.
  2. Algunas personas son resistentes como tazas de plástico. Pueden aguantar los duros golpes de la vida. Los padres suelen darles a sus hijos tazas de plástico. El problema es que las tazas de plástico no se benefician de las caídas y el tratamiento bruto al que se ven expuestas, porque las tazas de plástico no aprenden ni crecen ni se vuelven más fuertes.
  3. Algunas personas son antifrágiles. Este tipo de persona necesita enfrentar desafíos, esfuerzos y adversidades para poder aprender, adaptarse y crecer.

Si no tienen ningún estímulo, los sistemas antifrágiles se debilitan y se vuelven más rígidos y menos eficientes.

antifragilidad Nicholas Nassim Taleb

Si una persona pasa un mes en la cama, sus músculos se atrofian porque los sistemas complejos se debilitan cuando no tienen que realizar ningún esfuerzo.

Te interesa:   Experiencia de clientes digitales y engagement

Cuando los padres excesivamente sobreprotectores y los maestros de escuela protegen a los alumnos de la vida real, les provocan daños a ellos y al futuro de nuestro mundo.

Como si eso fuera poco, las personas frágiles se vuelven violentas cuando defienden su derecho a seguir protegidos de la vida real.

Mucha gente es resistente y fuerte. Pero, nuevamente, el problema con este tipo de personas es que no crecen ni aprenden, así que quedan retrasados a medida que el mundo se sacude hacia el futuro.

Para emprender… hay que tener Resiliencia

A continuación, unas antiguas palabras sabias que los autores de «The Coddling of the American Mind» utilizaron al comienzo del primer capítulo del libro, «The Untruth of Fragility» («La mentira de la fragilidad»):

Cuando el universo está a punto de atribuirle una gran responsabilidad a un hombre, ejercitará su mente con sufrimiento, someterá sus tendones y huesos al trabajo duro, expondrá su cuerpo a la falta de alimento, lo colocará en la pobreza, pondrá obstáculos en su camino, para estimular su mente, robustecer su naturaleza y hacer correcciones en todas las áreas en las que sea incompetente.

Mencio, siglo IV a.d.c.

Si te preocupa la posición en la que se encuentra tu familia o tu empresa durante estos tiempos tan inciertos, esta es tu oportunidad para volverte antifrágil.

La antifragilidad va más allá de la resiliencia o la robustez. Lo resiliente resiste los golpes y permanece igual, lo antifrágil no solo no se destruye y permanece, sino que mejora.

La antifragilidad va más allá de la resiliencia o la robustez. Lo resiliente resiste los golpes y permanece igual, lo antifrágil no solo no se destruye y permanece, sino que mejora. Clic para tuitear

Esto debido a que la antifragilidad no solo nos permite enfrentar las crisis, sino aprovecharla, terminando en mejores condiciones que cuando las enfrentamos inicialmente.

Te interesa:   No engañes en el asunto de tus email... por tu bien!

Las crisis se convierten así en un momento de mejora, un viento fuerte que, en vez de acariciar, robustece y templa el carácter.

Ser antifrágil cobra vital importancia si tenemos en cuenta las delicadas condiciones del contexto económico y financiero de hoy.

Organizaciones antifragilidad

La “Antifragilidad” parte de la crítica ante la inexistencia de un antónimo para el término frágil. Precisamente lo contrario a frágil es una cualidad más que necesaria en momentos como el actual en el que imperan la volatilidad, lo aleatorio, el desorden, el estrés, el riesgo y la incertidumbre. Según Taleb, hay cosas que se benefician de este aparente caos, que prosperan y crecen en contextos, a priori, difíciles.

De hecho, su premisa es que todos deberíamos desarrollar esta propiedad, tanto como personas como organizaciones. El “anti frágil” ama la incertidumbre y el azar, y no necesita comprender lo que pasa para actuar porque puede hacer las cosas, y hacerlas bien.

Taleb, ensayista, investigador y financiero, señala que una organización “Anti frágil” se caracteriza por:

  • Invertir en las personas, haciéndolas anti frágiles.
  • Diversificar para no estar expuesta en exceso si cambia alguna variable que hoy parece constante.
  • Diseñar continuamente Planes B y C.
  • Tener una gran capacidad de aprendizaje a partir del error.

Related Post

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

Shares
Share This