Hacia una economia de Moebius: fundiendo la economia circular con las tecnologías exponenciales

La amenaza real del cambio climático ha removido nuestras conciencias, nuestra forma de pensar y de actuar. Y no solo como individuos, también a las empresas, instituciones y gobiernos. La economía circular es uno de los nuevos planteamientos estratégicos que  esta surgiendo con fuerza para  ayudarnos a combatir el problema. Pero, ¿es suficiente para cumplir la agenda del Acuerdo del clima de Paris?  El autor explora cómo  los nuevos retos de las tecnologías exponenciales y la cuarta revolución industrial pueden complicar o facilitar la implementación de la economia circular, y ofrece una forma de visualizarlo a través de una interesante analogía topológica.

ECONOMIA CIRCULAR

El problema

El cambio climático es la principal amenaza medioambiental del planeta en este comienzo del tercer milenio[1]  No obstante, el cambio climático  es  sólo la punta del iceberg de un problema mucho mayor sumergido en la sociología de la ceguera en donde  nuestra economía lineal ha estado inmersa en los últimos 200 años. Hemos ignorado a la naturaleza, tratándola como nuestro vertedero, externalizando el impacto ambiental de nuestros productos en un flagrante fallo de mercado. Ahora la naturaleza nos esta pasando factura por ello ¿Seremos capaces de virar el rumbo de este Planeta Titanic antes de colisionar contra el iceberg de nuestra inconsciencia?

Limitar a 2ºC la subida de temperatura media para finales de siglo es el objetivo del Acuerdo de Paris. No obstante para cumplirlo deberíamos decarbonizar toda la economía de aquí a 2050. Vamos lento y tarde ¿Cómo conseguir cumplir este reto tan importante, urgente y ambicioso?

La economía circular

La economía circular(EC) es la rueda de timón que puede virar el rumbo. La única forma de reconciliarnos con la naturaleza es imitarla, es decir, buscar la inspiración en  la biomímesis. En la naturaleza no existe los deshechos. Sólo existen recursos que se transfieren en distintos ciclos acoplados. Todo se metaboliza; este es el secreto de la sostenibilidad. Debemos por consiguiente rediseñar la economía (ecología industrial) para que los ciclos de producción estén acoplados a ciclos biológicos regenerativos. De esta forma, los residuos en vez de quitar valor, lo aportan. Por tanto la economía circular trata de sistemas “de la cuna a la cuna”, mientras que la antigua economía lineal nos condenaba a sistemas “de la cuna a la tumba”. El problema es que, a estas alturas, la tumba se ha hecho mas grande que la cuna. Por solo poner un ejemplo, de seguir así en los océanos habrá mas toneladas de plástico que de peces en el 2050.  Sí, el hombre ha entrado en el sistema climático y en la biosfera como un elefante en una cacharrería[2]; y ¡sacar a un elefante de una cacharrería no es tarea sencilla!

La economía circular trata de sistemas “de la cuna a la cuna”, mientras que la antigua economía lineal nos condenaba a sistemas “de la cuna a la tumba” Clic para tuitear

 El Laberinto del Minotauro

Articulemos las piezas del  engranaje de la construcción de una salida al “laberinto del Minotauro” del Cambio Climático. Tenemos un plan: construir una economía circular EC. Para ello hace falta tecnología, pero no cualquier tecnología.  La tecnología puede servir para acelerar tanto la economía circular  como para expandir la lineal. Una muestra de tecnología al servicio de un mal diseño  es la obsolescencia programada del modelo actual de innovación rápida. Por ejemplo, este fenómeno provoca que el ciclo de rendimiento (“performance cycle”) de nuestros móviles sea mucho menor que su ciclo de vida útil (“life cycle”), generando una gran cantidad de residuos. No solo necesitamos tecnología, sino tecnologías limpias “clean-tech” (CT)

La tecnología puede servir para acelerar tanto la economía circular como para expandir la lineal Clic para tuitear

Afortunadamente, estamos en los albores de la cuarta revolución industrial que tiene como motor el desarrollo de las tecnologías exponenciales, como pude aprender en la Singularity University(SU) creada en Silicon Valley por Google y la NASA para familiarizar a la sociedad con este tipo de tecnologías. Las tecnologías exponenciales son las que,  amparadas en la ley de Moore y su corolario, la ley de los rendimientos acelerados de Ray Kurzweil[3], desarrollan un fuerte crecimiento exponencial. La única forma de poder cumplir en tiempos la agenda de la decarbonización es aplicar las tecnologías limpias exponenciales (ECT) y añadir un nuevo eslabón a la  cadena. El plan es entonces  EC/ECT.  Este es el nuevo rumbo.

Cuarta revolución

La cuarta revolución industrial sacudirá los cimientos de nuestra economía a través de poderosas fuerzas disruptivas que afectan directamente a la EC. Si no las tenemos en cuenta, corremos el riesgo de diseñar una EC de un mundo obsoleto.

Por otro lado, el nuevo mundo exponencial que se puede atisbar desde la SU supone una redefinición profunda de todo el sistema de relaciones económicas, políticas y sociales. Estamos ante una gran mutación del crecimiento económico que derribará principios fundamentales que creíamos firmemente establecidos debido a la conjunción de tres grandes revoluciones tecnológicas sectoriales: la genética, la nanotecnología y la robótica. Esto provocara una serie de grandes transformaciones económicas. Por ejemplo, provocarán probablemente el fin del dinero físico, las tiendas presenciales, o los volantes en los automóviles[4] Además, la revolución de la digitalización y de la  automatización provocará el fin del trabajo tal y como lo conocemos, y por tanto profundas transformaciones sociales y políticas.

La economía de Moebius

Matemáticamente, pasar de una línea a una circunferencia no es una transformación  geométrica, sino topológica. Si quieres viajar en línea recta conviene atender a las primera; si quieres salir de un laberinto a la segunda. De hecho, el plano del metro de Madrid no te da información geométrica, que te es en buena medida irrelevante, sino información topológica, que es la que te permite llegar a tu destino.

La topología nos proporciona  una hermosa y poderosa analogía pues es la ciencia que considera a los objetos no desde el punto de vista cuantitativo, como lo hace la economía lineal, sino desde el punto de vista de las cualidades especiales que se mantienen cuando se dobla y se retuerce el espacio que lo configura sin que el objeto inmerso en él se rompa.

Como hemos visto, la estructura de la economía circular  es radicalmente diferente  de nuestro modelo de economía lineal actual. No se puede cambiar de una a otra con parches o retoques parciales; es una transformación substancial.  Implica rediseñar el modelo, adquirir otro tipo de estabilidad. Dicho de otra forma, implica no una transformación geométrica sino topológica.

La Economía Circular implica una transformación topológica y exponencial; no geométrica o digital Clic para tuitear

Las tecnologías exponenciales

Si le añadimos a la economía circular la transformación de la revolución de las tecnologías exponenciales,  el sistema adquiere una estructura topológica todavía mas compleja. Para representar esta estructura consideremos la siguiente analogía. Si realizamos una transformación topológica sobre el círculo, podemos generar una “cinta de Moebius[5] La cinta de Moebius es una superficie no orientable que no tiene dos caras sino una; no tiene dos bordes sino uno sólo. De esta manera, en la cinta de Moebius el plano interno y externo son el mismo. Podemos usar esta analogía para definir la nueva “Economía de Moebius” (EM) como la necesaria para estabilizar  la unión de estos dos nuevos escenarios disruptivos; la economía circular y las tecnologías exponenciales. En el anterior esquema los dos modelos habitaban en las 2 caras disjuntas de la “cinta” de la  EC. En el nuevo esquema los dos modelos están integrados de forma continua en la misma economía: la economía de Moebius.

La economía de Klein

Una cinta normal puede rotarse sobre si misma para construir un cilindro y sobre él una botella. Si hacemos lo mismo tomando como plantilla inicial la cinta de Moebius generamos una botella de Klein[5], representada en la Figura 1. Una cinta normal tiene dos bordes, una cinta de Moebius tiene un solo borde pero una botella de Klein no tiene ninguno. En la botella de Klein no existe dentro y fuera, no tiene interior ni exterior. Sus fronteras no separan, sino que unen. Podemos intentar llenar de líquido una botella de Klein, pero no pararemos hasta llenar el universo.

Moebius

Figura 1. La economía sostenible de Klein para un mundo inclusivo sin fronteras

La nueva dimensión que usamos para generar una economía de Klein a partir de una economía de Moebius es la inclusión social. En el corazón del diseño de la economía circular(EC) late como parámetro fundamental la sostenibilidad. En el de la economía de Moebius(EM) las clean-tech exponenciales y en el caso de la economía de Klein  (EK)  la inclusión social.

Estamos ante la confluencia  de 3 grandes revoluciones:  la sostenible, la digital y la 4ª Revolución Industrial.  Su “colisión” conlleva  por su propia naturaleza el riesgo de generar amplias brechas sociales si no son bien gestionadas.  Estas revoluciones simultaneas solo se consolidarán si se produce al mismo tiempo una revolución social que las estabilice.  En definitiva, el mundo avanza no solo a una enorme transformación económica, sino también social y política.  Solo podremos instaurar un nuevo diseño sostenible  si afrontamos todos estos ámbitos de manera integral.  Para ello, como exponemos en este articulo, hacen falta no sólo una, sino dos transformaciones topológicas.

Estamos ante la confluencia de 3 grandes revoluciones: la sostenible, la digital y la 4ª Revolución Industrial Clic para tuitear

Quiero terminar visualizando un mundo dominado por las fuerzas de las tecnologías limpias exponenciales. Un mundo organizado en ciclos regenerativos sostenibles, pero sobre todo, un mundo socialmente inclusivo. Un mundo cuyas fronteras no separen sino que unan. Este es el mundo de la economía de Klein.


[1] Jesús Martínez Linareset al, “La Crisis del Clima: evidencias del Cambio Climático en España” Informe Greenpeace, 2009.

[2] Jesús Martínez Linares, “Cambio Climático, una realidad acuciante” (VIPREN, 2008)

[3] Ray Kurzweil, The SIngularity is Near(Duckworth, 2005)

[4] Marta García Aller, El fin del mundo tal y como lo conocemos. Las grandes innovaciones que van a cambiar tu vida  (2017, Planeta)

[5] Frederic P Miller,Agnes F Vandomeand John McBrewster, Klein Bottel(@lphascript, 2010)

email

Sobre el autor

Jesús Martínez

Jesús Martínez Linares, PhD es doctor en Ciencias Físicas y Consultor Estratégico en Innovación y Sostenibilidad. Como experto internacional en Economía Circular, fue ponente en la I Cumbre de Innovación Tecnológica y Economía Circular apadrinada por Obama en Madrid en julio del 2018. Jesús combina ciencia y conciencia. En la primera, como investigador científico recibió la prestigiosa distinción Marie Curie Fellow de la Unión Europea en el Instituto Max-Planck de Alemania. En la segunda es embajador climático de Al Gore y fundador y presidente de la ONG SUSTENTA (www.sustenta.org). Como emprendedor recibió el premio OPEN MIND Award en la categoría de Sostenibilidad, máximo galardón en emprendimiento de la Junta de Andalucía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *