La Inteligencia Artificial y los robots: ¿Oportunidad o Amenaza?

La inteligencia artificial (IA) y los robots están cambiando el mundo. Y lo estás haciendo a una velocidad vertiginosa. La tendencia es que las máquinas inteligentes conseguirán hacer cualquier cosa mejor y a menos coste que los humanos. ¿Cuándo superará la inteligencia artificial el rendimiento humano? o lo que es lo más preocupante ¿cuándo una máquina ejecutará mejor su trabajo que usted?

Inteligencia Artificial y Robots

Inteligencia Artificial

Según un estudio realizado en el Instituto Futuro de la Humanidad de la Universidad de Oxford (UK) por la dra. Katja Grace y varios compañeros suyos, la IA nos va a superar muy pronto en varios aspectos. En el estudio básicamente se han dedicado a preguntar a los expertos mundiales sobre el tema. Y los resultados son que la inteligencia artificial (IA) superará a los seres humanos durante los próximos 10 años en varias tareas; como traducir idiomas (para 2024), redactar ensayos de la escuela secundaria (para 2026) y conducir camiones (en 2027).

Inteligencia Artificial

Las máquinas tardarán mucho más en dominar otras muchas labores, como la venta al por menor, que no llegará hasta 2031, la redacción de un libro superventas, estimada para 2049, y realizar cirugías, que tendrá que esperar hasta 2053.

O eso dicen los expertos, aunque sus estimaciones no suelen ser demasiado fiables, como cuando calcularon que una IA no podría derrotar a un humano en el juego del Go hasta 2027, pero Google lo consiguió en 2015.

Las probabilidades de que la inteligencia artificial supere a los humanos en prácticamente todo dentro de unos 45 años son del 50%, según esta encuesta. Pero este cálculo debe cogerse con mucha cautela. De todos modos es un hecho que el desarrollo de sistemas basados en big data y procesamiento de información va a generar máquinas más precisas y eficaces que los humanos. Más pronto que tarde tendremos que relacionarnos con máquinas que son mejores que nosotros.

Esto puede ser visto como una amenaza que destruye puestos de empleo pero también debe ser contemplado como una oportunidad para aumentar nuestra calidad de vida. Como en otras etapas de la evolución de la humanidad será cuestión de saber adaptarse con éxito a los cambios. Es puro darwinismo: sobrevivirán no los más fuertes sino los que mejor se adapten.

El ascenso de los robots y la inteligencia artificial

General Motors en 1979 ganó $11 mil millones y empleaba a 850.000 trabajadores. En 2012, Google ganó $14 mil millones (en dólares de 1979) con 38.000 empleados. GM y otros fabricantes de automóviles alguna vez generaron millones de empleos para la clase media. Hoy día las compañías tecnológicas como Google y Amazon dan servicio a personas de todo el mundo con pocos trabajadores ya que los ordenadores ejecutan miles de tareas por segundo sin necesidad de supervisión humana.

Will robots take my job?

En esta web https://willrobotstakemyjob.com se puede comprobar en qué % los robots harán nuestro trabajo en el futuro

Hasta hace poco, los robots industriales sólo podían realizar movimientos rígidos y tareas específicas. Al ser incapaces de percibir un entorno en tres dimensiones, los robots apenas podían servir una comida o limpiar una casa. Sin embargo, hace casi una década, Microsoft creó Kinect, que permitió a los jugadores de videojuegos interactuar con sus juegos a través de los movimientos del cuerpo. La tecnología de Kinect interpreta los movimientos físicos en tres dimensiones. Emulando a Kinect, los ingenieros han creado robots que se mueven como humanos.

Antes los robots necesitaban de una programación compleja. Hoy en día, las empresas los “entrenan”, guiándolos simplemente por los movimientos que deben realizar. Esto acelera exponencialmente su velocidad de aprendizaje y aumenta su funcionalidad.

Los robots hoy

Hoy día los robots están cada vez más presentes. Los robots amenazan la totalidad de muchos puestos de trabajo. Momentum Machines, por ejemplo, tiene robots que preparan y sirven 360 hamburguesas por hora en restaurantes totalmente automatizados. Kura, una cadena de sushi japonés, utiliza robots para preparar la comida y cintas transportadoras automatizadas para entregarla.

Redbox, un operador de quioscos de DVD en EE.UU. y Canadá, ofrece unos dos millones de videos a los consumidores todos los días. Blockbuster operaba decenas de tiendas y empleaba a cientos de personas en el mismo territorio que hoy Redbox cubre con siete empleados que recargan los quioscos.

La Ley de Moore sostiene que la capacidad informática se duplica aproximadamente cada dos años. Considere cómo funciona. Si alguien le ofreció un centavo hoy, dos centavos mañana, cuatro centavos al día siguiente, y así sucesivamente, cada día durante un mes, tendrían más de $ 2 millones a finales del mes. Así que la evolución tecnológica no ha hecho nada más que empezar.

A principios de la década de 2020, los circuitos en un chip de silicio alcanzarán su tamaño mínimo posible. Sin embargo, según Martin Ford en su libro "Rise of the robots" dos factores importantes permitirán superar los límites de la tecnología del chip:

– La computación en la nube proporcionará un poder inimaginable mediante la combinación de millones de sistemas “masivamente paralelos”.

– Algoritmos mucho más rápidos que exceden la Ley de Moore por factores de hasta 40.

Esto empequeñece las limitaciones de capacidad de los chips y permitirán que la AI acelere sin pausa. Basado en el análisis de Forrester, aquí está la lista de las 10 tecnologías de IA más populares.

¿Para qué necesitamos a los humanos?

Stephen Hawking y otros científicos advierten que la IA superará al pensamiento humano en todos los ámbitos. Recomiendan a los políticos que actúen ahora para prevenir el error más grande de la historia de la humanidad.

A medida que los robots “pensantes” comiencen a aprovechar la nube, y a apalancarse en el conocimiento de otras máquinas pensantes, su inteligencia podría crecer miles o millones de veces más que la humana. En ese momento, se preguntarán: “¿Para qué necesitamos a los humanos?” Y la respuesta es muy sencilla las máquinas jamás tendrán INTELIGENCIA EMOCIONAL. Por eso siempre seremos imprescindibles aunque sí sustituibles para muchas tareas mecánicas ¡afortunadamente!

GuardarGuardar

email

Sobre el autor

Jesus A. Lacoste

Psicólogo. Fundador y CEO de SoyDigital Network, empresa especializada en IT & VoIP Business Solutions. Profesor MBA en la Universidad Europea de Canarias y en Hispanic American College (New York). Online desde 1996. Todo lo que hago es porque creo sinceramente que puede aportar valor a la vida o los negocios de otros.

Deja un comentario